Contáctenos  


home :: Notas :: INFERTILIDAD: 10 AÑOS DESPUÉS, EL ICSI ES UNA BUENA OPCIÓN

INFERTILIDAD: 10 AÑOS DESPUÉS, EL ICSI ES UNA BUENA OPCIÓN
Buenos Aires, Lunes, 27 diciembre a las 10:39:33

El problema de la infertilidad tiene causas diversas y afecta a más personas de las que se cree: se calcula que un 15% de parejas con dificultades para concebir y que algunas de ellas deberán recurrir a procedimientos de reproducción asistida para cumplir el sueño de tener un hijo. Según la Organización Mundial de la Salud, cerca de 80 millones de personas son estériles. Y, en nuestro país, se calcula que alrededor de un millón y medio de personas tienen problemas de fertilidad.



Durante años se creyó que algunas causas “inexplicables” de infertilidad nunca podrían ser resueltas. Sin embargo, a partir del método de ICSI muchos de esos casos inexplicables lograron resolverse, sobre todo para aquellos hombres con inconvenientes de fertilidad. ICSI, o la técnica de inyección intracitoplasmática de espermatozoides fue hace 10 años una revolución, especialmente para algunos casos de infertilidad masculina que no lograban ser resueltos por fecundación in vitro convencional y que debían recurrir a la opción de donación de semen o a la adopción.

El ICSI, del cual Halitus es pionero en la Argentina –con el logro del primer embarazo mediante esta técnica en el país en 1994- permitió resolver la gran mayoría de casos de infertilidad por factor masculino. “La calidad espermática es un elemento determinante en la fertilización y era causa de muchos fracasos cuando el número de espermatozoides de buena calidad, morfología y motilidad es escaso o cuando presentan anormalidades”, explica el Dr. Sergio Pasqualini, Director de Halitus Instituto Médico.
Afortunadamente, el ICSI, la técnica de más alta complejidad en fertilización asistida utilizada en el mundo desde 1992 y desde 1994 en Argentina por el Dr. R. Sergio Pasqualini en Halitus Instituto Médico vino a aportar un valioso recurso, ofreciendo altas chances de éxito.

Halitus Instituto Médico, centro líder en técnicas de fertilización asistida en el país fue fundado en 1987 por el Dr. R. Sergio Pasqualini con el propósito de tratar a la pareja infértil, afiliado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), acreditado por la Sociedad Argentina de Esterilidad y Fertilidad (SAEF) y afiliado a la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida. Cuenta hoy con más de 25 especialidades médicas habiéndose consolidado, además, como referente en temas de medicina reproductiva para la Argentina y Latinoamérica. Desde que abrió sus puertas, viene desarrollando las más modernas técnicas médicas en diversas especialidades, algunas de las cuales son resultado de sus propias investigaciones.
Según Pasqualini,“se indica particularmente cuando la cantidad o calidad de espermatozoides es insuficiente; cuando espermatozoides con características estructurales que los hace inmóviles o que no les permite atravesar la zona pelúcida del ovocito para penetrarlo; Además se puede utilizar el ICSI cuando los óvulos presentan alteraciones que pueden llevar a fallas en la fertilización por el método convencional. ”


¿Cómo se realiza un ICSI?
La técnica ICSI consiste en la inyección de un solo espermatozoide directamente en el citoplasma de un huevo maduro (oocito) mediante la utilización de una aguja de cristal (pipeta).

Los primeros pasos del procedimiento de un ICSI no difieren demasiado de aquellos que se llevan a cabo en una fecundación in vitro convencional: preparación previa de la mujer, medicación y seguimiento del desarrollo folicular, obtención de muestra del semen y obtención de ovocitos por punción de folículos. Sin embargo, luego de la obtención de ambas gametas, el tratamiento a realizarse en el laboratorio de embriología es diferente. Mediante la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) se introduce un solo espermatozoide dentro del citoplasma de cada óvulo.



A partir de allí los procedimientos vuelven a asemejarse: se espera hasta el día siguiente para ver cuántos óvulos fueron fertilizados y se transfiere el número adecuado de embriones, generalmente dos, que aseguren el embarazo pero reduciendo el riesgo de gestación múltiple. Luego, la mujer recibe una medicación de progesterona hasta la realización del test de embarazo y si da positivo se continúa con la medicación hasta la realización de una ecografía, si da negativo en cambio, se suspende la medicación.
Este año se cumplen 10 años del primer embarazo alcanzado a través del procedimiento ICSI en la Argentina por el Dr. Pasqualini y más de 50.000 historias clínicas, más de 13000 nacimientos de los cuales más de 2500 fueron producto de técnicas de Fertilización Asistida de Alta Complejidad, más de 9000 procedimientos de Fertilización Asistida de alta complejidad dan testimonio de su trayectoria científica.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible