Contáctenos  


home :: Notas :: La música: otra forma de amar al bebé

La música: otra forma de amar al bebé
Buenos Aires, Viernes, 10 marzo a las 09:27:34

La música forma parte de nuestra vida desde el comienzo mismo de la vida y existen técnicas musicales que pueden favorecer el embarazo, la relajación de la madre y el desarrollo del bebé por venir.


Los estudios prenatales lograron probar que el bebé a partir del tercer mes de gestación comienza a escribir su historia emocional ya que su conciencia registra toda la experiencia intraútero y todo eso experimentado durante los meses en la panza tendrá influencia en la vida futura de ese bebé por venir y se expresará en actitudes y reacciones emocionales. Y en todos los momentos de la vida la música es una forma de expresión que nos escolta consciente o inconscientemente desde la vida intraútero. Los investigadores de la vida prenatal destacan que lo que un niño sienta o perciba ya antes de nacer comenzará a modelarlo e influirá en sus actitudes y expectativas de sí mismo. En esa etapa de la vida, además, la música relaja a la madre y aumenta su conexión con el bebé.
“La musicoterapia es una disciplina cuya formación requiere de conocimientos médicos y psicológicos además de los musicales que utiliza la música para mantener o rehabilitar la salud de los pacientes dentro de un proceso terapéutico ya sea aumentando la memoria o permitiéndole expresar sus emociones”, define Gabriel Federico, musicoterapueta de Halitus Instituto Médico.
Utiliza modelos sistemáticos para realizar investigaciones científicas y posee métodos y técnicas específicas para realizar el diagnóstico. Consiste, como su nombre lo indica, en utilizar sonidos, música y silencios combinados con intervenciones terapéuticas para lograr formas de comunicación y de expresión verbal y no verbal. “Trabaja entre otras cosas sobre la comunicación no verbal en relación al código sonoro brindando un complemento importante para todos los tratamientos del área de la prevención, la promoción y la rehabilitación de la salud”, explica Gabriel Federico, musicoterapeuta graduado de la Universidad del Salvador, también autor de libros como Música Prenatal y El embarazo musical. Se ha observado, mediante las investigaciones realizadas, cambios en los patrones de respiración, movimientos de cabeza, tronco, ojos y extremidades del bebé al escuchar sonidos y voces. “Esto es observable en las ecografías que mensualmente nos realizan a las mamás; en ellas, sobre todo en las de alta resolución, podemos incluso apreciar los gestos en sus expresiones faciales. Y además, para nosotros la relajación de la madre también es un tema fundamental”, expresa el dr. Sergio Pasqualini, Director de Halitus Instituto Médico.

Los talleres

El trabajo que se realiza en los talleres semanales, ya sean individuales o grupales, se basa en las necesidades y expectativas particulares. Pueden consistir en estimulación prenatal o sesiones musicoterapéuticas. En el caso de embarazadas o parejas embarazadas esta técnica permite fortalecer el vínculo prenatal, ayuda a disminuir la ansiedad de los padres y el estrés neonatal. La audición es naturalmente compleja y la estimulación, tanto las vibraciones sonoras como la percepción, cambian en la medida en que el bebé rota su posición dentro del útero. Ahora bien, el bebé por nacer recibe información sonora a través de su propio sistema auditivo que lo conecta con el mundo externo pero también percibe las reacciones de la mamá a la música.
El efecto de la música provocará que el bebé por nacer se relacione con melodías que reconocerá una vez fuera del útero y le generarán las mismas sensaciones placenteras que vivió durante los meses de gestación. Así al momento del nacimiento el bebé lleva acumuladas una serie de experiencias y memorias, placenteras y no tanto, compartidas con sus padres. Todas las caricias, las canciones, los mimos, las sonrisas, las miradas de esa madre serán los pilares de ese desarrollo emocional. Según Gabriel Federico: “Con las técnicas que utilizamos se busca que los bebés sean despiertos y sensibles. Si la música tiene efectos especiales sobre las personas y vivimos en un universo sonoro, si nos relaja, nos distiende, nos causa placer, nos puede alterar, ensordecer, estimular, excitar, alegrar, entristecer, nos puede traer recuerdos,


Beneficios de la musicoterapia:

*Relaja a la madre.
*Aumenta la conexión entre los papás y el bebé por venir.
*Disminuye el estrés prenatal.
*Mejora el desarrollo cerebral del bebé.
*Facilita la adquisición del futuro lenguaje del bebé.
*Proporciona elementos para la comunicación entre los papás y el bebé.

permitirnos hacer asociaciones, recordar momentos, enojarnos…Si esto puede pasar con nosotros podríamos imaginarnos que también puede suceder con los chicos y si además estos chicos tienen alguna lesión que les produce respuestas involuntarias ante los diferentes estímulos deberíamos de tener más en cuenta los efectos que le produce a cada uno”.

¿Cómo estimular al bebé?

Las herramientas de la estimulación son simples: la voz de los padres u otros miembros de la familia, la música, las caricias, los masajes, la luz natural y artificial, instrumentos musicales, y las técnicas de respiración, entre otros. Son los primeros pasos en la construcción de la relación y la comunicación entre los papás y el bebé.
Debe tenerse en cuenta que el ambiente intrauterino está fuertemente relacionado con el desarrollo de la personalidad. El bebé recibe en el útero una gran cantidad de estímulos que su capacidad sensorial en desarrollo procesará. La transmisión de las informaciones desencadena la maduración del nervio, y el cerebro se “especializa” a medida que se va conformando. Y con el tiempo, cuando el bebé crece los estímulos que recibe van siendo analizados de diferente manera. Todo lo que ocurra durante la gestación es de vital importancia para el nuevo ser, y ejercerá una enorme influencia para el resto de su vida.
Al momento del parto el bebé posee prácticamente todas las neuronas que necesitará a lo largo de su vida, considerando que el útero es el lugar donde el cerebro se desarrolla y comienza a funcionar y que la estimulación consiste en el intercambio de experiencias entre el bebé y el ambiente en el que está inmerso, los estímulos correctos mejorarán el desarrollo cerebral. Y la música funciona también como un estímulo que luego facilitará la adquisición del lenguaje. “Aunque no es gracias a la música que el bebe va a hablar mejor, la música es el puente que permite alcanzar ese objetivo, ya que está demostrado que los chicos que fueron estimulados con música desde el vientre materno nacen con una predisposición al aprendizaje mucho mayor", expresó Gabriel Federico, vicepresidente de la Asociación Argentina de Musicoterapia e investigador de la Asociación Americana de Psicología Pre y Perinatal en una entrevista que le realizó el diario La Nación. Además, permitirá a la madre un estado de mayor relajación y un aumento de los vínculos y del contacto con el bebé por venir. A través de los talleres las futuras mamás y papás se puedan crearán una relación y una comunicación con su bebé por nacer muy especial.
“El bebé en camino tiene una pequeña ventana abierta al mundo que lo conecta con el exterior: su oído. Y estimularlo con música es otra forma de amarlo antes de conocerlo”, concluye Gabriel Federico.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible