Contáctenos  


home :: Notas :: Yoga y búsqueda del embarazo: una forma de combatir la ansiedad y el estrés

Yoga y búsqueda del embarazo: una forma de combatir la ansiedad y el estrés
Buenos Aires, Miércoles, 03 mayo a las 10:50:01

La búsqueda de un hijo comienza con el deseo de sus padres de formar una familia y la esperanza de una pareja de llegar a la plenitud. Sin embargo, se calcula que alrededor del 10% de las parejas del mundo presentan problemas para concretar el embarazo. Beneficios del yoga en estas etapas.


La infertilidad tiene relación con lo físico y con lo psicológico y el primer paso para acercar a la pareja a la concreción de este deseo es el bienestar, la vida saludable y la mejora en su calidad de vida. Para ello, es necesario trabajar sobre los distintos ámbitos de la vida de la mujer y de la pareja y adoptar aquellas actividades que sean beneficiosas para la salud. La actividad física es una de ellas. La mujer de hoy, activa y multifacética, se niega a mantenerse estática durante los nueve meses que dura su embarazo, es por ello, que la actividad física es una buena opción de dinamismo. Siempre que no exista contraindicación médica y tomando las precauciones necesarias, la actividad física es recomendable durante el embarazo e incluso, previamente. No sólo reduce la depresión y la ansiedad y mejora el estado de ánimo sino que, además, tiene efectos benéficos sobre el sistema respiratorio, cardiovascular, muscular y endocrinológico. Hacer ejercicio favorece la regulación metabólica, aumenta la capacidad de concentración y relajación, controla la presión arterial, regula el equilibrio de la glucemia, mejora la circulación y mantiene al cuerpo en mejor estado general.
La conexión cuerpo, mente, emociones y por qué no, espíritu y alma, la conciencia del propio cuerpo, es el primer paso para lograr el embarazo. Los beneficios del yoga como la reducción del estrés y la tensión corporal pueden ser beneficiosos para el logro de la gestación. “El yoga adaptado a parejas con infertilidad se focaliza en el mantenimiento de la homeostasis y en aumentar la circulación energética del cuerpo, especialmente en la zona de los órganos reproductivos. Así se intenta que las parejas aprovechen todo su potencial reproductivo y disminuyan los efectos del estrés y la ansiedad durante ese camino. Lo que distingue esta práctica del yoga es la secuencia de posturas, la respiración y el hincapié en la energía localizada en los órganos reproductivos. También ayuda a las parejas a conectarse y comunicarse de forma diferente permitiendo sobrellevar los momentos difíciles más unidos”, especifica la Profesora Mariana Areso, de Halitus Instituto Médico.
Y será fundamental también a la hora del parto. El trabajo con los músculos del suelo pelviano y la cadera, la respiración y la relajación son un medio para lograr este objetivo y así permitir que la conciencia esté centrada en sentir y escuchar lo que transita y necesita el cuerpo de la mamá en el momento del parto. De esta manera genera seguridad y bienestar no sólo en la mamá sino también en el bebé.
“El tratamiento es siempre mejor con una actitud positiva. Nosotros, al incorporar todo esto queremos complementar las charlas gratuitas que damos en el instituto porque creemos que la psicoinmunoendocrinología juega un rol importante”, explica el Dr. Sergio Pasqualini, Director de Halitus Instituto Médico.
Cómo son los ejercicios y sus beneficios
“El yoga puede practicarse a toda edad. Posee distintos estilos  que provienen de diferentes maestros de Oriente y Occidente. Al ser introducido en Occidente el yoga ha sido adaptado a las distintas circunstancias de la vida. Podríamos hablar del Yoga y sus derivados: Yoga para niños, yoga para tercera edad, Yoga para embarazadas, entre otros, como diría el maestro BKSIyengar. Y también yoga para quienes buscan quedar embarazados”, dice Mariana Areso.
Esta actividad presenta algunos beneficios importantes:
> Alivia molestias a nivel muscular, articular y esquelético
> Fortalece y flexibiliza la musculatura en general. Mejora la postura.
> Favorece el conocimiento, por medio de la exploración, y la elasticidad de los músculos del suelo pélvico.
> Favorece el conocimiento, por medio de la exploración, y control de la respiración, mejorando las funciones vitales en general.
> Previene várices y edemas.
> Mejora la calidad del sueño, da energía, combatiendo la fatiga.
> Favorece la concentración. Contacta con la calma, la seguridad, la fuerza.
La práctica regular permite experimenta diferentes estados de conciencia desde los cuales la mamá puede conectarse con su bebé en un diálogo amoroso, más  allá de las palabras. Y al formar parte de un grupo de embarazadas, se encuentran entre sus pares, contenidas grupalmente. Las técnicas del Yoga son un método ideal para tomar conciencia de los grandes cambios a los que necesita adaptarse la futura Mamá. Mediante el Yoga podrá reconocer y cuidar su cuerpo y el de su bebé, reconocerá sus habilidades, sus límites y sus potencialidades. Y además, la práctica favorecerá una atmósfera interna positiva, que propiciará el crecimiento de una vida con una mayor conciencia.
“Esta es una búsqueda y en este proceso uno no sólo busca el embarazo sino que descubre cosas de uno mismo en el camino. Hacer yoga es un camino que tiene que ver con la búsqueda del propio ser, que ayuda a transitar el proceso y a conectar a las parejas”, dice la porofesora.
La importancia de la relajación
“La práctica será planificada de acuerdo a las necesidades de cada alumna. Se realiza una pequeña entrada en calor y luego pasamos a las “asanas”: posturas a mantener un determinado período de tiempo, que tienden a normalizar las funciones del organismo. Las “asanas” son adaptadas al embarazo, seguras y fáciles de realizar. Para ello, utilizamos diferentes elementos: pelotas, almohadones, cintos, ladrillos de madera y otros elementos. También es importante la relajación para lograr una adecuado manejo de la ansiedad y el estrés”, explica la profesora.
“El Taller de Relajación es un espacio de encuentro donde las pacientes disfrutan de un momento de calma. Se  distienden en medio de la vorágine, de las presiones, de la ansiedad. E incluso, después de la práctica, comparten algunas sus experiencias. Las pacientes obtienen algunos elementos para trabajar su ansiedad, para sobrellevar frustraciones y para prepararse para el siguiente paso”, sostiene el Dr. Pasqualini, Director de Halitus Instituto Médico.
En el taller de relajación se enfocan los efectos del stress en la función hormonal y su relación con la fertilidad en un intento por lograr un adecuado manejo del estrés mediante el dominio de determinadas funciones corporales y mentales para beneficiar al cuerpo, la mente y el alma. Se instruye a los participantes en stretching y posicionamiento del cuerpo y de la mente, la respiración consciente, para incrementar el flujo sanguíneo a órganos vitales y el objetivo primordial es lograr la relajación. “Nosotros recomendamos este taller a nuestras pacientes que buscan embarazo, y su regularidad para lograr mayores resultados. Varios estudios en los últimos años han documentado un aumento significativo en las tasas de embarazo cuando las pacientes incluyen las técnicas de relajación en el tratamiento”, explica el doctor.
Así, el yoga puede ser una herramienta más mediante la cual, destronando al estrés y la ansiedad, la pareja se acerca al logro de su sueño más grande: lograr el embarazo.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible