Contáctenos  


home :: Notas :: ENFERMEDAD CELÍACA: DESDE EL SILENCIO

ENFERMEDAD CELÍACA: DESDE EL SILENCIO
Buenos Aires, Martes, 30 mayo a las 11:17:57

La enfermedad celíaca o intolerancia al gluten exige el seguimiento de una dieta adecuada. Claves para convivir con esta enfermedad.


Tortas, empanadas, pizzas, galletitas con chocolate. Una larga lista de alimentos prohibidos garabateados en un papel que se exhibe en la heladera. Marta repasa la lista cada día antes de cocinar para su hijo y es que, para quienes padecen de enfermedad celíaca, estos son alimentos vedados. La enfermedad celíaca es una de las enfermedades crónicas más comunes y presenta un cuadro caracterizado por una intolerancia al gluten, provocando lesiones graves en la mucosa que reviste el intestino delgado. A partir de ello se produce una alteración en la absorción de prácticamente todos los nutrientes. La intolerancia al gluten (harinas de trigo) que presentan estas personas es permanente y dura toda la vida. Aún no se ha determinado con exactitud cuáles son las causas de esta dolencia, sin embargo, todo apuntaría a razones genéticas y hereditarias. Si algún familiar tiene enfermedad celíaca, la probabilidad de que los descendientes también la padezcan es del 10% y aunque la enfermedad celíaca afecta a personas de todos los orígenes, parece ser más común entre las personas cuyos antepasados provienen del norte de Europa.

Se caracteriza por presentar los siguientes síntomas:
* Diarrea o constipación
* Pérdida de fuerzas y de peso
* Anemias por deficiencia de hierro
* Deficiencias nutricionales
* Fatiga y falta de energía
* Infertilidad
* Osteopenia/ Osteoporosis
* Dolor en los huesos
* Cambio de color en los dientes o pérdida del esmalte

Se pierden las vellosidades que revisten el intestino delgado y hacen posible la absorción de los nutrientes de los alimentos en la corriente sanguínea. Sin estas vellosidades, se produce la malnutrición, sin importar la cantidad de alimentos que la persona consuma. Para evitarla es necesario llevar a cabo una dieta libre de gluten y evitar aquellos alimentos que lo contienen. Deben excluirse de la dieta todas las semillas de los cereales, salvo el arroz, la soja, la mandioca y el maíz. Es decir, que no deben incluirse en la dieta alimentos con trigo, avena, centeno y cebada, presentes en las pastas, el pan, la cerveza, fiambres, sopas crema, productos de repostería y pastelería, conservas, helados, caramelos e incluso el chocolate. La presencia de gluten en la dieta, aun en pequeñas cantidades, aumenta el riesgo de padecer graves efectos secundarios a largo plazo.
Es fundamental tener en cuenta que una persona aparentemente sana puede padecer de esta enfermedad sin saberlo. Una persona puede tener la enfermedad y no saberlo hasta que se desencadene por intensa tensión emocional, el embarazo, una cirugía, lesión física, infección o alumbramiento. Es por ello que es importante consultar ante la presencia de los primeros síntomas.

Diagnóstico
Es importante realizar un diagnóstico precoz para evitar el daño que esta causa al intestino. A partir de los síntomas que refiere el paciente el diagnóstico se lleva a cabo por medición de anticuerpos específicos en la sangre, en busca de la primera señal. Si existen anticuerpos presentes en sangre, generalmente se ordena la realización de una biopsia de intestinos delgado (toma de muestra de tejido) para obtener una confirmación. Es importante saber que los signos y síntomas pueden ser causados por otras complicaciones de la enfermedad o por otro tipo de enfermedades, es por eso que el diagnóstico del celíaco es más difícil.


Tratamiento
La enfermedad celíaca no tiene cura, por ello se la define como crónica. Una vez establecido el diagnóstico, el primer paso es eliminar de la dieta todos aquellos alimentos que posean gluten es por ello que la consulta con un nutricionista es esencial. Luego, cada médico establecerá el mejor tratamiento a llevar a cabo con ese paciente en particular, teniendo en cuenta su edad, e historia clínica, el estadio de la enfermedad, la tolerancia a algunos medicamentos, etc. Los cereales están presentes en más alimentos de los que la gente cree, son tan comunes en nuestra dieta que muchos alimentos, particularmente aquellos que vienen preempacados contienen alguna forma de gluten. Para constatarlo basta leer las etiquetas de los productos a consumir y ante la duda, evitarlos.


Dr. Luis Caro
GEDYT
(011)4824-7817

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible