Contáctenos  


home :: Notas :: INFERTILIDAD Opciones terapéuticas en infertilidad

INFERTILIDAD Opciones terapéuticas en infertilidad
Buenos Aires, Jueves, 15 mayo a las 19:50:37

Cuando el deseo de tener un hijo se posterga más allá de la voluntad de la pareja, consultar puede acercarlos a que se convierta en realidad. Existen distintas terapéuticas tanto quirúrgicas como farmacológicas que pueden llevarse a cabo para lograr la concepción en parejas que tienen un diagnóstico de infertilidad por diferentes causas. La infertilidad afecta a cerca de un 15% de las parejas en edad fértil y tiene causas diversas, pero sobre todo no debe perderse de vista que es un problema de pareja.


Una pareja es considerada infértil si durante un año de mantener relaciones sexuales en forma regular y sin anticoncepción alguna, no logra el embarazo. Es conveniente visitar al especialista en reproducción al cabo de un año de relaciones sexuales sin utilizar anticonceptivos o ante la sospecha de alguna alteración.
El médico evaluará la historia clínica y propondrá los pasos a seguir teniendo en cuenta cada caso en particular. Generalmente, los primeros pasos tienen que ver con factores que pueden interferir en el logro de un embarazo como niveles hormonales alterados de tiroides, prolactina, insulina, andrógenos, o con carencias en minerales y vitaminas.  Hay algunos componentes nutricionales que favorecen la fertilidad en las mujeres: (avalados por estudios realizados por la Universidad de Standford)
*Los antioxidantes, vitamina E y selenio funcionan reparando el daño oxidativo generado por la edad y el medio ambiente.
*La L-arginina, es un amino ácido que ayuda a mantener un útero saludable.
*La vitamina B6 y B12 y los minerales como hierro, zinc y magnesio promueven la salud reproductiva.
*El ácido fólico ayuda a prevenir defectos del tubo neural.
 En el caso de los hombres:
* La L-carnitina, un amino ácido que ha demostrado ser fundamental en la formación de esperma saludable.
*Vitamina C, E y selenio, antioxidantes, han probado mejorar la cantidad y calidad espermática.
*Ácido fólico ha demostrado ayudar a mejorar la calidad espermática.
*Zinc, vitaminas B6 y B12 son nutrientes esenciales en la salud reproductiva masculina ya que, entre otros beneficios, mejora el metabolismo hormonal, la morfología  y la motilidad espermática.

Y el otro punto fuerte de la evaluación previa tiene estrecha relación con cambios de hábitos como fumar, ingesta de alcohol o medicamentos, sedentarismo. Todos aquellos factores que pueden dificultar la gestación son modificados en primera instancia para mejorar las chances. Pero además, en líneas generales, hay algunas terapéuticas tanto quirúrgicas como farmacológicas que tal vez encierren la posibilidad de concreción de ese fuerte deseo de ser padres.

Farmacológicas (para estimular el ovario en tratamientos de relaciones sexuales programadas, para inseminación y para fertilización in Vitro):
* Estimulación ovárica: Cada mes la mujer desarrolla un solo óvulo que es liberado del folículo en el momento de la ovulación. Según la indicación del tratamiento se puede llevar a cabo sin estimulación ovárica o en un ciclo con diferentes esquemas. Cuando se indica con estimulación la misma se realiza con dosis leves o moderadas de hormonas como para producir no más de 3 ó 4 folículos para reducir el riesgo de embarazo múltiple. El seguimiento del desarrollo folicular y la decisión del momento para realizar la inseminación se efectúa por medio de una ecografía realizada por vía vaginal.
Distintas drogas son utilizadas para lograr la estimulación ovárica:
-Citrato de Clomifeno
-Tamoxifeno
-Letrozol
-Gonadotrofinas –FSH,LH urinarias o recombinantes
-HCg urinaria o recombinante
-Progesterona
            -DHEA, Dehidroepiandrosterona. Se ha descubierto que pequeñas diferencias de lo normal de estas hormonas masculinas en la mujer son las que provocan la disminución o eventualmente el aumento de deseo sexual. Esta hormona es un derivado androgénico que se transforma en estrógeno y se sabe hoy que la implementación de DHEA mejora la cantidad de ovocitos y de embriones en mujeres con reserva ovárica disminuida, también podría mejorar la calidad de los ovocitos y embriones, e incluso podría aumentar las tasas de embarazo.

Quirúrgicas (pueden ser tratamientos quirúrgicos diagnósticos o terpéuticos):

* Laparoscopia: Permite observar, diagnosticar y operar de ser necesario algún trastornos en la cavidad pelviana.
* Laparotomía: Permite realizar cirugías intraabdominales.
* Histeroscopia: permite confirmar presencia de endometriosis, miomas, adherencias u otros trastornos presentes dentro de la cavidad uterina.
* Biopsia de endometrio, consiste en tomar una pequeña muestra del tejido interno del útero y permite confirmar si, al menos en ese ciclo, ha habido ovulación y que la cavidad uterina está dispuesta para poder recibir un embarazo.
* Trasposición ovárica: consiste en alejar los ovarios mediante una cirugía de la zona más afectada por los rayos en caso de que una mujer deba someterse a un tratamiento oncológico, por ejemplo.
* Biopsia para criopreservación de tejido ovárico: consiste en extraer parte del ovario mediante una cirugía y preservarlo. En este caso se extirpa el ovario o parte de él mediante una cirugía traslaparoscópica y si bien esta técnica está en estado experimental, se ha logrado restablecer la función ovárica luego de un trasplante y en un futuro, las técnicas permitirían la maduración de ovocitos in Vitro.
* Varicocelectomía: Varicocele es una dilatación venosa anormal que se desarrolla en el cordón espermático y es una patología frecuente que compromete al 15 % de la población general, al 35% de los pacientes que presentan infertilidad primaria y a entre un 75 y 80 % de aquellos que presentan infertilidad secundaria. Existen técnicas mínimamente invasivas que permiten realizar cirugías de menor impacto ya que se realizan con microscopio y con instrumental microquirúrgico Ante la presencia de varicocele permite observar y respetar la arteria espermática, los linfáticos y proceder a la ligadura únicamente de las venas varicosas.
* Revertir vasectomía/ligadura tubaria: en el caso de la ligadura de trompas, que liberan los óvulos en la mujer, la operación se realiza impidiendo el desplazamiento del óvulo por el conducto que lo llevará hasta la fecundación y forma que el esperma no puede ascender y fertilizar el óvulo. La vasectomía es un procedimiento quirúrgico en el cual se ligan y seccionan los conductos deferentes de un hombre con el objetivo de producir esterilidad permanente, evitando la presencia de los espermatozoides en el eyaculado y así permite evitar los embarazos no deseados. La operación para revertirlas es justamente a la inversa.
* Biopsia de testículo: es un procedimiento quirúrgico que permite la obtención de parénquima testicular para la recuperación de espermatozoides y su estudio histológico. La misma se lleva a cabo bajo anestesia general, realizando una incisión en el escroto sobre cada testículo, dura aproximadamente entre 40 minutos y una hora, y es ambulatoria. Los espermatozoides recuperados por medio de esta técnica son utilizados en procedimientos de reproducción de alta complejidad (ICSI) en el momento o pueden criopreservarse para ser utilizados en otro momento.
* Punción de epidídimo: los espermatozoides son liberados por los tubos seminíferos y transportados al epidídimo. En el viaje a través del epidídimo adquieren las condiciones de motilidad y la habilidad para penetrar y fecundar al óvulo. Durante la eyaculación, mediante contracción muscular los espermatozoides son empujados desde el epidídimo hasta los conductos eferentes y luego viajan a través de la glándula prostática y la uretra para salir en pequeñas cantidades de fluido. Alguna modificación u obstaculización en dicho proceso puede ser la causa de la infertilidad. Mediante una punción de epidídimo pueden ser recuperados para ser utilizados en un procedimiento de reproducción asistida.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible