Contáctenos  


home :: Notas :: EMBARAZO | Restricción de crecimiento uterino

EMBARAZO | Restricción de crecimiento uterino
Buenos Aires, Jueves, 13 noviembre a las 14:15:07

Aunque para la mayor parte de las mujeres el embarazo evoluciona normalmente, en algunos casos pueden surgir dificultades que pongan a mamá y obstetra ante un embarazo de alto riesgo. Este es el caso de  los embarazos múltiples, aquellos en cuyo caso la madre presenta diabetes, anemia, hipertensión o retardo de crecimiento intrauterino entre otras. Varios son los mecanismos que se ponen en funcionamiento para el correcto crecimiento del bebé, si algo falla pueden presentarse complicaciones y hasta poner en riesgo la vida del feto. De qué se trata el retardo de crecimiento uterino y qué hacer.



Asumir un embarazo de alto riesgo significa que la mujer posee mayores posibilidades de complicaciones ya sea por alguna condición de su embarazo, de su estado de salud o de su estilo de vida. En muchos casos, esas complicaciones pueden ser detectadas a tiempo y reducir los riesgos haciendo que el embarazo sea tan saludable como sea posible, pero requieren de controles regulares durante el embarazo.

¿Como se define la restricción de crecimiento intrauterino (RCIU)?
Es aquel niño que no realiza todo su potencial de crecimiento durante la etapa intrauterina. Esto se manifiesta con talla y/o peso al nacer por debajo del rango normal de acuerdo a edad gestacional. Para definir como es el crecimiento normal existen tablas de peso, longitud corporal y circunferencia cefálica en donde se grafica la media y los rangos de normalidad de acuerdo a la edad gestacional ó edad en semanas postmenstruales. Desde un punto de vista pragmático restricción de crecimiento intrauterino es todo niño que siendo de término nace con un peso menor de 2500 gr. O con un peso ó longitud corporal menor al percentilo 3 según algunos o 10 según otros para la edad gestacional.

¿Cuáles pueden ser las causas? ¿Cuál es la más frecuente?
Las causas pueden ser genéticas o ambientales. A su vez pueden ser de origen:

  • Materno, por ejemplo una causa genética de origen materno esta dada por la altura de la madre; una causa ambiental de origen materno puede ser una infección u otra enfermedad materna, la desnutrición, anemia, diabetes, hipertensión, tóxicos como tabaco, cocaína, marihuana, vivir a más de 2500 metros sobre el nivel del mar.
  • Placentario donde el flujo uteroplacentario o la implantación de la placenta no es adecuada, por ejemplo la hipertensión o eclampsia materna alteran el flujo uteroplacentario
  • Fetal, de origen genético por ejemplo sería el Síndrome de Down u otras trisomías; de origen ambiental, el embarazo múltiple, infecciones como sífilis, rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus, etc

Estadísticas en Argentina y en el mundo. Prevalencia de bajo peso al nacer definido como número de nacidos vivos con menos de 2500 gramos.
Latinoamérica: Argentina 7.3%, Brasil 8.2%, Uruguay 8.6%, Chile 5.5%
Países desarrollados: Canadá 5.9%, Estados Unidos 8.1% (5-6% caucásicos; 10-12.5% afroamericanos) (Datos de la Organización Panamericana de la Salud, Unidad de Análisis de Salud y Estadísticas. Iniciativa Regional de Datos Básicos en Salud; Sistema de Información Técnica en Salud. Washington DC, 2007).

¿Un niño nacido con bajo peso o restricción de crecimiento puede luego desarrollar un crecimiento normal postnatal? ¿Puede recuperar la diferencia perdida luego de nacer?
En general los niños con RCIU realizan recuperación de crecimiento, de manera que el 87% alcanzan una altura y peso normales a los 2 años de edad.

¿Qué consecuencias puede tener un niño nacido con restricción de crecimiento uterino o bajo peso?
Durante la vida fetal la velocidad de crecimiento es la más alta de toda la vida de un ser humano, esto conlleva a una gran vulnerabilidad. La restricción de crecimiento intraútero implica que el niño ha realizado un mecanismo de adaptación a las condiciones adversas durante su vida fetal que algunos denominan reprogramación. Al nacer cambian las situaciones ambientales y se encuentra con una gran oferta de alimentos que antes no tenía y realiza su recuperación de crecimiento. Sin embargo, estos niños tienen un mayor riesgo de obesidad con distribución de grasa central (abdominal) asociado a mayor posibilidad de desarrollar resistencia a insulina, diabetes, hiperlipemia, aterosclerosis, enfermedad cardiovascular, infarto y enfermedad cerebrovascular.
Por lo tanto, lo más importante es desarrollar medidas preventivas de las que una alimentación adecuada, actividad física estimulada y sobre todo prevención de obesidad son las más importantes.

¿Cuál es el tratamiento ante un caso de RCIU?
Prevenir la obesidad es lo más importante.
Existen otras características del crecimiento de estos niños, pues puede aparecer vello pubiano precozmente, es decir antes de los 8 años en las niñas. Pueden también presentar pubertad más tempranamente, por lo que comienzan a aparecer mamas en las niñas ó agrandamiento testicular en los varones con una altura más baja que en los niños sin RCIU. En general el empuje de crecimiento durante el desarrollo puberal es menor y esto conlleva a alcanzar una altura adulta menor de la que le corresponde por la altura de los padres. Es importante por lo tanto seguir la curva de crecimiento y consultar a un endocrinólogo pediatra si el comienzo de la pubertad es temprano.

¿Cuándo se recurre a la hormona de crecimiento?
El 13% de los niños con restricción de crecimiento intrauterina no realizan la recuperación de crecimiento de tal forma que no alcanzan la altura normal a los 2 años de edad. Algunos recuperan talla más tardíamente pero el 7% terminan con una talla adulta por debajo de lo normal.
En la Unión Europea y en Estados Unidos el tratamiento con hormona de crecimiento está aprobado para su uso en niños con restricción de crecimiento intrauterino y estudios aleatorios han demostrado que el tratamiento con dicha hormona aumenta la velocidad de crecimiento e induce a un aumento de la talla adulta. El objetivo del tratamiento es lograr el crecimiento compensador en la niñez temprana, mantenerlo y alcanzar una talla adulta normal. Deben ser evaluadas, antes de comenzar el tratamiento, el índice de masa corporal, las proporciones corporales, la edad ósea, la tensión arterial y las concentraciones séricas de IGF1 e IGFBP3 (2 hormonas dependientes de la hormona de crecimiento), insulina, glucosa y lípidos en ayuno. Y el tratamiento debe ser indicado por un endocrinólogo pediatra.
En nuestro país se ha llegado a un consenso de tratar a los niños muy bajos a partir de los 5 años de edad.

RESUMEN
El crecimiento del bebé es un proceso que pone en juego mecanismos específicos que se relacionan tanto con factores genéticos como nutricionales, tóxicos e infecciosos. La restricción del crecimiento intrauterino es un trastorno que se produce cuando el feto tiene un tamaño menor que el previsto para la cantidad de semanas de gestación por falta de oxígeno o falta de nutrientes necesarios para el desarrollo y crecimiento de células y tejidos. En el mayor número de los casos, la restricción de crecimiento uterino se relaciona con alteraciones en el aporte de nutrientes al feto ya sea por interferencias en la nutrición de la madre, en el flujo entre el útero y la placenta o en el funcionamiento de la placenta. Las infecciones durante el embarazo que afectan al feto, como la rubéola, el citomegalovirus, la toxoplasmosis y la sífilis también pueden afectar el peso fetal.
Un feto puede no recibir nutrición suficiente debido a:

  • Cardiopatía o diabetes en la madre
  • Embarazos múltiples (gemelos, trillizos, etc.)
  • Problemas en la placenta –es lo más frecuente-
  • Preeclampsia o eclampsia (presión alta)
  • Desnutrición
  • Infecciones materna ó fetal
  • Tóxicos (tabaco, cocaína, marihuana)
  • otros

El niño con restricción del crecimiento intrauterino o pequeño para edad gestacional se define como aquél que nace con un peso y/o longitud corporal igual o menor a 2 desvíos standard debajo de la media de acuerdo a la edad gestacional. En algunas situaciones se define como aquellos que nacen con un peso menor de percentilo 10, corregido para edad gestacional. En términos prácticos se define RCIU cuando un bebe nacido a término, esto es de 37 semanas de edad gestacional o más nace con un peso menor a 2.5 kg. Debe tenerse presente que durante esta etapa prenatal el crecimiento es más rápido que en cualquier otra etapa y también por eso, más vulnerable. La exposición del feto a factores limitantes del crecimiento intensa y/o prolongadamente puede dar como resultado no sólo una substancial restricción del crecimiento prenatal sino también una reducción del crecimiento postnatal, como así también a otras consecuencias a largo plazo sobre funciones endocrinas, metabólicas y cardiovasculares.

El 87% por ciento de niños nacidos con RCIU o bajo peso, lo recupera dentro de los dos primeros años de vida postnatal y algunos más recuperan la estatura normal en los años subsiguientes. Lo importante para medir cronológicamente lo que pasa con un chico es la altura y el crecimiento. La pubertad en estos niños puede ser rápida y con un estirón menor del normal.

El 13% de los niños no realizan recuperación de crecimiento y presentan una altura menor de lo normal a los 2 años de edad. El tratamiento con hormona de crecimiento está indicado en aquellos niños que no recuperan el crecimiento y que a los 5 años de edad presentan una altura mucho menor que el rango normal.

 

Entrevista con la Dra. Titania Pasqualini, especialista en endocrinología pediátrica.  Jefa de la Sección de Endocrinología, Crecimiento y Desarrollo Departamento de Pediatría Hospital Italiano de Buenos Aires. MN39057
Consultorio: Billinghurst 1565, 1er piso, departamento H, CP 1425, Capital
Tel 011-4826-7400

 

 

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible