Contáctenos  


home :: Notas :: Preservación de la fertilidad y maduración in Vitro de ovocitos

Preservación de la fertilidad y maduración in Vitro de ovocitos
Buenos Aires, Jueves, 18 diciembre a las 14:15:07

Preservar la fertilidad es sinónimo de preservar en estado óptimo las gametas. Esto se puede lograr mediante las técnicas de criopreservación, que pueden realizarse de dos maneras: mediante el método de congelación lenta o por vitrificación. “La congelación lenta la venimos utilizando en el instituto hace ya 10 años, con una supervivencia  ovocitaria del 70%. En la actualidad  se cree que con la vitrificación el porcentaje será aun mayor, se esperan más estudios para demostrarlo. En las mujeres, a partir de cierta edad, la reserva ovocitaria disminuye drásticamente, así como también la calidad de los ovocitos disponibles, y esto genera serios problemas para que queden embarazadas naturalmente”, expresa el Dr. Sergio Pasqualini, Director de Halitus Instituto Médico.


Una solución a este problema, es que las mujeres preserven sus ovocitos a muy bajas temperaturas, en edades más tempranas, y que en un futuro, cuando quieran quedar embarazadas, puedan disponer de un buen número de ovocitos de excelente calidad”, sostiene el Dr. Johan Smitz, Director Científico del Laboratorio de Biología Folicular del Centro de Medicina Reproductiva del Hospital de la Universidad Libre de Bruselas, Bélgica.
Las técnicas fueron testeadas en diferentes modelos animales antes de utilizarlas con células humanas, y no se observaron anomalías, incluso luego de muchos años de estar a tan bajas temperaturas. “La criopreservación de ovocitos comenzó hace más de 20 años pero en un principio estas técnicas no tuvieron éxito porque causaban daño en los ovocitos y se observaban anormalidades en los embriones. Actualmente, hay evidencia de madres que tuvieron a sus niños por medio de estas técnicas de preservación en frío y no hubo inconvenientes. El problema más serio que representan estas técnicas está relacionado con los ciclos de congelamiento y descongelamiento, ya que se pasa de temperaturas de - 196ºC a 37ºC, pero hoy en día con la técnica de vitrificación esto ya no es un inconveniente porque los resultados obtenidos son muy buenos. Esta técnica no favorece la formación de cristales intracelulares y por lo tanto no genera daños en los ovocitos/embriones”, continuó el Dr. Smitz, referente internacional en criopreservación de óvulos y tejido ovárico.

En el último año se comenzó a utilizar mas activamente la técnica de vitrificación e incluso en los últimos meses comenzó a utilizarse en Japón.
Teóricamente la vitrificación tiene mejores resultados que la criopreservación lenta porque evita la formación de cristales de hielo intracelulares conservando la viabilidad. Sin embargo, hay que exponer a los tejidos a grandes cantidades de sustancias crioprotectoras y hasta hoy no se sabe  que tan seguro es este proceso.
El Dr. Sergio Pasqualini, explicó “nosotros comenzamos criopreservando óvulos en el año 1997, tenemos criopreservados óvulos de 94 mujeres, hemos tenido 4 nacimientos con la técnica previa a la vitrificación producto de mejores resultados obtenidos por el reemplazo del sodio por la colina. Y presentamos en el Congreso Americano de Fertilidad en noviembre la evolución de los 4 nacidos por óvulos criopreservados previamente que no mostraron anomalías en el desarrollo. Como Johan dijo, el temor de todo esto era si se lograba el embarazo cómo iban a ser los chicos producto de estas técnicas. Es decir, ahora esperamos que con la nueva técnica de la vitrificación mejoren aún más. Nosotros la hemos utilizado ya en varios casos. Hemos descongelado en tres de ellos y hemos logrado dos embarazos que actualmente evolucionan normalmente. Estos tres casos fueron llevados a cabo con óvulos donados que fueron criopreservados para ser utilizados en nuestro programa de ovodonación".

La técnica de criopreservación se utiliza mucho para hombres y mujeres jóvenes que necesiten someterse a un tratamiento contra el cáncer, quimioterápico o radioterápico. Esta es una de las indicaciones más importantes, incluso entre los varones. Los parámetros deben adaptarse al tipo de tejido en cuestión pero se espera que el tejido masculino (testicular) responda igual que el tejido femenino ante esta técnica. Claro que en varones puede criopreservarse semen también.
“El desafío más grande para el futuro próximo será lograr que funcione exitosamente el trasplante de tejido y la maduración in vitro de óvulos. Los óvulos criopreservados como folículos antrales (inmaduros) deben desarrollarse en laboratorio para ser fertilizados. Las técnicas de maduración in  vitro aún están lejos de obtener resultados a corto plazo y requieren investigación pero se ha avanzado mucho. Hay algunos resultados de trasplantes exitosos pero aún falta seguir trabajando. El primer éxito en Bélgica fue el de una mujer que logró el embarazo luego de un trasplante, después  de 4 ciclos normales. Pero hay alrededor de 30 mujeres que recibieron un trasplante de ovario, varias han logrado embarazo y hay 6 nacidos vivos”, sostuvo el Dr. Smitz.

Un convenio promisorio
El desarrollo de las técnicas de maduración in vitro de ovocitos, combinadas con las nuevas técnicas para su cultivo, abre un nuevo abanico de posibilidades en los procedimientos de reproducción asistida. La optimización del manejo de los ciclos de maduración in vitro aumentará las probabilidades de embarazo, de manera que se tornaría una alternativa efectiva en el tratamiento de parejas infértiles. La edad de la paciente y el conteo de folículos antrales son parámetros a tener en cuenta en la indicación de esta técnica. Las mujeres que padezcan de poliquistosis ovárica y aquellas con riesgo de desarrollar un síndrome de hiperestimulación, pueden verse beneficiadas por la recuperación de ovocitos para luego ser madurados y cultivados in vitro.
El Dr. Johan Smitz se especializa en todo lo que es preservación de la fertilidad y este es un tema a futuro que ya es de los más importantes a investigar y a desarrollar en el área de reproducción y medicina reproductiva, no sólo por aquellos casos en particular en lo que se necesita preservar la fertilidad por algún tipo de tratamiento que pudiera comprometer la fertilidad a futuro sino porque socialmente la mujer pospone cada vez más su inicio de maternidad. La edad de los óvulos va envejeciendo, mucho más rápido de lo que se quisiera, por lo cual esta técnica podría estar disponible para aquellas mujeres que decidieran preservar sus ovocitos que en muchos casos no son maduros y hay que madurarlos luego, y llegar luego a descongelarlos y cuando está bien establecida con su pareja y decide iniciar su maternidad poder obtener estas células.
Un estudio multicéntrico realizado por el Dr. Johan Smitz a cargo del Laboratorio de Biología Folicular, Centro de Medicina Reproductiva del Hospital de la Universidad Libre de Bruselas, Bélgica, demostró en un modelo animal que es posible lograr la misma tasa de maduración de ovocitos in vitro que in vivo. Por otra parte, demostró que la maduración de ovocitos en estadio germinal por un período de 30 horas no incrementó la aparición de anomalías genéticas. El especialista comentó además, que en otro estudio realizado en conjunto con un grupo de investigadores de Barcelona,  pudo comprobarse que ovocitos humanos sobrevivieron hasta 5 semanas en el proceso de maduración  in vitro, independientemente de las condiciones del cultivo.
“Para eso hay que trabajar muchísimo todavía, es un campo muy nuevo y se necesita investigación. En Halitus trabajamos en investigación y decidimos entrar en este área, tenemos los recursos, disponemos de modelos animales donde poder empezar a trabajar para después poder aplicarlo directamente en las pacientes pero necesitamos del consejo del doctor, referente en este tema. Por lo cual acudimos a la Agencia Nacional de Promoción científica y técnica que tiene a través de la Secretaría de Ciencia y Técnica programas de cooperación bilateral con otros países, a través del cual nos da la oportunidad de intercambiar no solamente datos con el doctor que está aquí en buenos aires visitándonos sino también estudiantes que puedan ir a formarse en el laboratorio del doctor y estudiantes del laboratorio del doctor que puedan venir acá, ver cuáles son nuestros recursos y poder compartir todo este conocimiento”, expresa la Dra. Gabriela Gutiérrez, a cargo del departamento de Investigación y desarrollo de Halitus Instituto Médico.
Y el Dr. Pasqualini agrega, “El convenio es parte del objetivo y del sueño de Halitus como institución, abrirse y hacer trabajos en colaboración e insertarnos en el mundo. Una cosa es estar aislados y otra cosa es estar trabajando en conjunto y, además, para la gente joven es un estímulo muy importante”.
“Existen diferentes formas de completar la maduración. Si, por ejemplo, lo que se tiene de la paciente es un porción de tejido ovárico criopreservado se necesitarían varios meses para lograr la maduración completa de los óvulos. Hoy en día, lo más común es hacer un reinjerto del tejido y esperar la maduración natural de los folículos, ya que actualmente, aunque existen varios grupos que están trabajando en esto, no se cuenta con los condiciones adecuadas para lograrlo in vitro. Creo que en los últimos 30 años desde el nacimiento del primer bebe de probeta, se ha avanzado mucho en el tema, y aunque se está investigando mucho, los resultados no son 100% efectivos y los costos muy elevados. Personalmente, creo que hay un largo camino por recorrer y muchas cosas por aprender todavía, pero estamos mucho mejor que hace 40 años”, concluye el Dr. Smitz.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible