Contáctenos  


home :: Notas :: ¿Poliquistósis ovárica o síndrome de ovarios poliquísticos?

¿Poliquistósis ovárica o síndrome de ovarios poliquísticos?
Buenos Aires, Jueves, 07 mayo a las 11:00:00

Al nacer, una mujer tiene entre 1 millón a 3 millones de óvulos en un estadio inicial de desarrollo, en la pubertad se calcula que quedan 300 a 400 mil, es decir, hay de 7 mil a 8 mil disponibles por mes hasta llegar a la menopausia. Cada mes, uno de los folículos madura y ese óvulo sale de la trompa y espera la fertilización. Cuando los folículos no maduran, se acumulan en el ovario formando quistes y puede hablarse de ovarios poliquísticos.



Cada óvulo está dentro de un folículo y esos folículos pequeños se ubican en la corteza y se ven como una corona en el ovario. Cuando se observa un agrandamiento de los ovarios por gran cantidad de folículos, se sospecha estar en presencia de ovarios poliquísticos (poliquistosis). La causa de la poliquistosis ovárica o incluso, del cuadro florido, el Síndrome de ovarios poliquísticos, es aún desconocida pero se cree que se produce debido a desniveles de hormona LH y altos índices de hormonas masculinas que interfieren con la función normal de los ovarios.
“Durante la primera parte del ciclo, el ovario es estimulado a desarrollar un folículo hasta su maduración para la generación de un ovocito. Esto se produce por pequeñas descargas de hormona FSH. Así el folículo eleva su producción de estrógenos enviando al cuerpo la orden de preparar el útero para la fecundación e implantación mediante la liberación de mayores cantidades de hormona LH que provocarán la salida del ovocito del ovario, es decir, la ovulación. Hasta aquí la primera mitad del ciclo. Es importante resaltar que, en mujeres que padecen de poliquistosis, los desarreglos hormonales pueden llevar al desarrollo de más de un folículo, aunque ninguno de ellos logra alcanzar la madurez necesaria para liberar un óvulo y por eso se acumulan en el ovario provocando además mayores desniveles hormonales”, explica el Dr. Sergio Pasqualini, director de Halitus Instituto Médico.

“También es importante aclarar que en chicas jóvenes es frecuente ver varios folículos en un ovario, y, sin embargo, no necesariamente tratarse de ovarios poliquísticos, pero siempre hay que estar atentos ante la aparición de algún síntoma o signo que pueda remitir a ello para tratarlo en forma inmediata ya que podría tratarse de poliquistosis ovárica. Sobretodo porque la poliquistosis ovárica es uno de los factores más frecuentes de la anovulación y por ello, una de las causas más frecuentes de infertilidad de origen anovulatorio, que corresponde a un 15% de las razones de infertilidad”, sostiene el especialista.

Síndrome de ovarios poliquísticos

Alrededor del mundo al menos el 20% de las mujeres en edad reproductiva poseen ovarios poliquísticos, condición por la cual los ovarios aumentan de tamaño y desarrollan numerosos quistes pequeños y entre un 5 y un 10% de las mujeres presentan Síndrome de Ovarios Poliquísticos.
“Es fundamental aclarar que, todo este cuadro puede presentarse en forma parcial, esto es, puede haber una mujer con ovarios poliquísticos sin llegar al síndrome completo, que tenga sintomatología pero presente algún síntoma y no otro. Si las hormonas masculinas aumentan, se produce aumento de peso, de vello. Si aumenta sólo una de las hormonas que se llama LH, que en el inicio del ciclo debe estar baja, por debajo de los niveles de otra hormona que es la FSH, esos son los cuadros que llevan a la falta de ovulación e incluso a faltas de menstruación”, expresa Pasqualini.

Principales síntomas:

  1. Ausencia de menstruación o menstruaciones muy irregulares
  2. Niveles elevados de andrógenos (hormonas masculinas) que pueden llevar a:
  3. Crecimiento excesivo de vello en rostro, cuello, pecho, (hirsutismo) o pérdida de vello
  4. Aumento de peso u obesidad
  5. Acné
  6. Dificultades para lograr el embarazo
  7. Resistencia a la insulina o hiperinsulinemia

“Muchas de las mujeres que presentan síndrome de ovarios poliquísticos no ovulan con regularidad, es por eso que se recomienda a las mujeres con este antecedente que a los 6 meses de búsqueda consulten sin falta”, dice el Dr. Pasqualini.

Diagnóstico y tratamientos

El diagnóstico y tratamiento adecuados resultan imprescindibles, ya que esta afección se asocia con otras enfermedades como diabetes, problemas cardíacos o cáncer de endometrio o de mamas. Es por ello, que buscar tratamiento es fundamental. En caso de obesidad, muchas veces la reducción del peso mejora el cuadro sensiblemente.
Según Pasqualini, “No hay un único test que permita detectar el sindrome de ovarios poliquísticos, generalmente se realizan estudios de sangre y se chequea la presencia de signos y síntomas como los ya mencionados: períodos irregulares, evidencia de altos niveles de hormonas masculinas, crecimiento de vello excesivo, acné. Aunque el Síndrome de ovarios poliquísticos no es completamente reversible, hay numerosos tratamientos disponibles que pueden reducir o minimizar los síntomas. La mayor parte de las mujeres pueden llevar una vida normal”.

Tratamientos disponibles:


  • El descenso de peso es una de las formas más simples de manejar las anormalidades de insulinemia, irregularidades menstruales y otros síntomas de este trastorno. Además, un pequeño descenso en el peso puede llevar a que la mujer ovule normalmente y mejorar la efectividad de tratamientos para la infertilidad.
  • Anticoncepción oral: “es el tratamiento más común para lograr menstruaciones regulares en mujeres con este trastorno y además, las protege contra el cáncer endometrial y reduce los niveles de hormonas masculinas y sus efectos, suele ser efectivo contra el acné y el hirsutismo. Si bien no es una cura, provee una solución a los síntomas. Incluso muchas veces, los nuevos anticonceptivos orales de bajas dosis pueden ayudar a un descenso de peso”, dice el médico.
  • Drogas Anti- andrógenas: suelen reducir el acné y otros síntomas relacionados con el exceso de hormonas masculinas.
  • “En algunos casos específicos en que la mujer desarrolla diabetes tipo 2, el uso de metformina mejora la efectividad de la insulina producida por el cuerpo y puede estar recomendado su uso en determinados casos de mujeres con síndrome de poliquistosis ovárica. Sin embargo, no en aquellos casos en que la mujer busca embarazo o presenta hirsutismo”, sostiene el especialista.
  • En casos de infertilidad, hoy en día una alternativa es punzar los folículos pequeños, que tienen las hormonas altas producidas justamente por el desarreglo, y al hacerlo, se altera también el medio ambiente. Así, durante dos ó tres meses esta mujer puede llegar a menstruar regularmente y ovula y, lo más nuevo, es aspirar estos folículos pequeños, extraer los óvulos inmaduros y madurarlos en el laboratorio. Esto se llama maduración In Vitro de los óvulos. “En aquellos casos en que no se extraen óvulos o se llegan a extraer, por dos ó tres meses se puede lograr bajar la LH alta y que se reestablezca el ciclo menstrual, y muchas mujeres en esos meses pueden lograr el embarazo sin siquiera medicación, con los riesgos que la medicación implica por la posibilidad de hiperestimulación ovárica.”, concluye Dr. Pasqualini.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible