Contáctenos  


home :: Notas :: Cefaleas y Neuralgia de trigémino

Cefaleas y Neuralgia de trigémino
Buenos Aires, Jueves, 21 mayo a las 11:00:00

“Me duele la cabeza”. La frase resuena en la mente de cualquiera. Pero un dolor de cabeza puede implicar más de lo que parece. Cuándo prestar más atención y hacer la consulta sin demora.



Cuando hablamos de cefalea en general nos referimos a cualquier dolor de cabeza. Las causas pueden ser múltiples y la clasificación es extensa. “Hay un grupo de dolores primarios, es decir que son la enfermedad en sí mismos como la migraña, la cefalea tipo tensión o la cefalea en racimos. Pero existe además otro grupo de dolores secundarios a traumatismos, infecciones, problemas cerebrovasculares, etc. El último grupo corresponde a las algias faciales entre las que se destaca la neuralgia del trigémino. Según el tipo de dolor que enfrentemos será la terapéutica a indicar”, explica la Dra. María Lourdes Figuerola, neuróloga, especialista en especialista en cefaleas y algias craneofaciales y presidente de la Asociación Argentina de Cefaleas. 
Y continúa: “Neuralgia significa dolor en el territorio de un nervio. Si hablamos de neuralgia del trigémino, nos referimos a dolor en el territorio de nervio trigémino que da sensibilidad a la cara. La cefalea es un dolor de cabeza, sin importar el territorio nervioso involucrado, no respeta límites”.

Neuralgia del trigémino

El 75% de los casos se ve en mayores de 50 años y predomina en la mujer en una relación 3 a 2.
Según la especialista, “Existen dos tipos. La esencial, primaria o típica y la secundaria o atípica. La diferencia fundamental está dada por los aspectos clínicos y/o los estudios complementarios. En la neuralgia esencial del trigémino –típica- habría una alteración a nivel del espacio intersináptico, es decir, el lugar de comunicación entre neuronas. Esto aumenta la excitabilidad de las células y se expresa como dolor. A veces puede demostrarse compresión del nervio por una arteria. En el caso de las secundarias puede deberse a desmielinización (esclerosis múltiple) o compresión (tumos, metástasis). No existen factores de riesgo y el diagnóstico se realiza por el relato del paciente y la exploración física”.

Síntomas y tratamientos

“Los síntomas característicos son: dolor fulgurante (descarga eléctrica) o quemante en el trayecto de una de las ramas del trigémino, cada crisis dura hasta 2 minutos. Lo desencadena cualquier estímulo mecánico en la zona (tragar, masticar, afeitarse, cepillado dental, etc). Dentro de los fármacos útiles están los anticonvulsivantes y antidepresivos. En algunos casos de dolor refractario a estos tratamientos, es necesario recurrir a la cirugía”, concluye la Dra. Figuerola, Adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible