Contáctenos  


home :: Notas :: Donación de óvulos y espermatozoides: ¿hay que decirle a los hijos?

Donación de óvulos y espermatozoides: ¿hay que decirle a los hijos?
Buenos Aires, Jueves, 19 noviembre a las 11:00:00

A partir de la postergación de la maternidad y otros cambios sociales de los últimos años, son cada vez más las parejas que deben recurrir a los tratamientos de reproducción asistida y, por diversas razones, también a la donación de gametas- óvulos o espermatozoides-. Los profesionales de la salud, con un punto de vista multidisciplinario, deben prepararlos también psicológicamente para la idea de la importancia de la decisión de ser padres más allá de traer al mundo un bebé con diferente carga genética y para contarle a ese hijo sobre su identidad. Cuáles son los puntos de apoyo del tratamiento y cómo tomar la decisión de contarle sobre su origen.



El rol del psicólogo es importante en casos de donación de gametas. La decisión de ser padres es fundamental sin importar los altibajos o escollos que puedan aparecer durante la búsqueda. En los casos de donación, suele aparecer el desconcierto, los miedos y sentimientos encontrados y es significativo que los papás puedan afrontarlos y descubrir las herramientas que poseen para hacerlo. “La contención psicológica los ayuda a elaborar la pérdida de no poder transmitir en su totalidad la carga genética y en las entrevistas se trabaja para que los dos elaboren la idea de tener un hijo que heredará los rasgos físicos de sólo uno de ellos combinados con los rasgos físicos de alguien a quien no conocen. Ser padres no se plantea como algo biológico sino que lo fundante en la identidad de ese niño es el cumplimiento de las funciones paterna y materna. Pero además, es trascendente que se trate el tema de contarle a ese hijo sobre su origen o no, cuándo hacerlo, quién lo hará, cómo, etc. Los psicólogos ayudamos a despejar esas dudas y planear a futuro para minimizar el impacto de la noticia. Creemos que es fundamental, hablarlo y trabajarlo con anterioridad para afrontar el tema de la mejor manera posible”, expresa la Lic. Judith Cosogliad, psicóloga, miembro del departamento de Psicología de Halitus Instituto Médico.

¿Cuándo se recurre a la donación?

Según el Dr. Sergio Pasqualini, director de Halitus Instituto Médico, “Un porcentaje de mujeres en edad fértil  tienen pocas posibilidadesde cumplir su sueño de ser madres porque por determinadas alteraciones no producen óvulos o estos no son de buena calidad. Para ellas la única opción de lograr un embarazo es considerar la ovodonación. Cualquier mujer sana de entre 21 y 32 años sin antecedentes hereditarios, clínicos de importancia, ni problemas de fertilidad puede donar anónimamente, de modo altruista y voluntario. A quienes donan se les realiza previamente una historia clínica para descartar antecedentes hereditarios y personales de importancia, así como una consulta ginecológica, genética y una entrevista con la psicóloga. También se realizan estudios de laboratorio para descartar enfermedades infectológicas y genéticas (cariotipo)”.

¿Decirle o no decirle?

“En nuestro país la práctica médica contempla el anonimato de los donantes, la información de pacientes es confidencial y considera que es responsabilidad de los padres tomar la decisión de contarle al niño sobre su origen o no. Pero no hay un marco legal específico, salvo la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la ley 23849 con carácter constitucional donde se expresa un reconocimiento al derecho a la identidad. Por otra parte, desde la psicología creemos muy importante que el niño conozca su identidad, que sus padres puedan hablarlo, explicarle en vez de generar un secreto que, si sale a la luz por otra vía, puede generar lo opuesto a lo deseado. Hacemos hincapié en qué significa ser padres: la crianza, el amor, los valores, el día a día que es indispensable en una relación padre-hijo”, sostiene Cosogliad.

“En realidad, lo más importante es que los padres se sientan contenidos en su decisión. Nosotros podemos asesorarlos, acompañarlos y respetarlos. En nuestro país, la mayor parte de los médicos aún están a favor del secreto y la mayor parte de los psicólogos a favor de brindarle la información pero no existe una ley que establezca qué debe hacerse en estos casos. La medicina reproductiva a ha avanzado a pasos agigantados con los aportes de la ciencia en los últimos años y esto no ha tenido un correlato desde lo legal. Es por eso que, personalmente, creo que hasta que no haya un contexto legal, es una decisión de los padres que debemos apoyar y acompañar”, dice el Dr. Pasqualini.

“Que un niño nacido de gametas donadas conozca sus orígenes, lo pondría a la misma altura en cuanto a derechos que un niño adoptado pero además, es nuestra responsabilidad como psicólogos orientarlos sobre estos temas y acompañarlos en su proceso.”, concluye Cosogliad.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible