Contáctenos  


home :: Notas :: Embarazo de alto riesgo: la capacitación de los médicos es fundamental

Embarazo de alto riesgo: la capacitación de los médicos es fundamental
Buenos Aires, Jueves, 22 septiembre a las 11:00:00

La Fundación Margulies fue fundada en 1988, por iniciativas del Dr. Miguel Margulies, quien creó una entidad de bien público y sin fines de lucro para contribuir al desarrollo de la ciencia médica en el campo de la ginecología, la perinatología y la medicina general. La Fundación Repro fue creada en 2009, por iniciativa del Dr. Sergio Pasqualini y con el objetivo de generar un ámbito de conocimientos de excelencia en el área de salud, medicina reproductiva y biotecnología. Mediante investigaciones, divagación y comunicación a la sociedad. Los temas en común de ambas hacen que hoy se unan en un interés conjunto: el conocimiento en embarazo de alto riesgo.





Algunos embarazos son considerados por distintas razones de alto riesgo. Aunque para la mayor parte de las mujeres el embarazo evoluciona normalmente, en algunos casos pueden surgir dificultades que pongan a mamá y obstetra ante un embarazo de alto riesgo. Asumir un embarazo de alto riesgo significa que la mujer posee mayores posibilidades de complicaciones ya sea por alguna condición de su embarazo, de su estado de salud o de su estilo de vida. En muchos casos, esas complicaciones pueden ser detectadas a tiempo y reducir los riesgos haciendo que el embarazo sea tan saludable como sea posible, pero requieren de controles regulares durante el embarazo.

Un embarazo es considerado de alto riesgo, entre otros casos, cuando:

  • La madre presenta diabetes. En Argentina se calcula que sobre 3000 mujeres estudiadas un 5% tiene diabetes gestacional. En nuestro país hay entre 900.000 y 1 millón de partos anuales y, si el 5% de las mujeres presenta diabetes gestacional- sin tener en cuenta los factores de riesgo- esto daría un cálculo de 50 mil mujeres por año con diabetes gestacional y una morbimortalidad de esos niños del 10%. Ahora bien, si estas mujeres son diagnosticadas a tiempo y realizan el tratamiento adecuado, la morbimortalidad de esos niños se reduce al 1%, casi como la población general. Toda mujer con factores de riesgo debe buscar el diagnóstico de diabetes gestacional durante el embarazo. Este tipo de diabetes aparece luego de la semana 20, es por eso que debe estudiarse en ese momento la glucemia en ayunas. Si la mujer presenta diabetes gestacional debe recibir el tratamiento adecuado. Es importante destacar que el 30% de las mujeres con diabetes gestacional requiere de insulina durante la gestación. Luego, la mayor parte de estas mujeres vuelven a presentar valores normales y no padecen de diabetes, sin embargo, poseen un 40% de probabilidades de volver a desarrollarla en un nuevo embarazo. Evitar la obesidad, no abusar de azúcares e hidratos, realizar actividad física y tener en cuenta que la toma de ciertos medicamentos, como anticonceptivos orales con altas dosis de hormonas, puede hacer que la diabetes aparezca aún antes. Y en cuanto a los chicos, si la madre está controlada no tienen altas probabilidades de desarrollar diabetes.
  • La madre presenta hipertensión. La hipertensión arterial podría definirse como una condición en que la sangre viaja por las arterias a una mayor presión que la normal y en el 90% de los casos tiene causas desconocidas. Si se presenta durante el embarazo es una de las principales causas de nacimientos prematuros, mortalidad perinatal y muerte materna. Las complicaciones se acentúan con el diagnóstico tardío de la hipertensión arterial por lo que es importante el control frecuente y temprano de la mujer embarazada.Alrededor del 10% de las mujeres embarazadas presentan esta dificultad durante la gestación que generalmente aparece durante el tercer trimestre. Durante el embarazo existe la posibilidad de sufrir preeclampsia, un tipo de hipertensión especial que se produce por la facilidad de las embarazadas en acumular líquidos. Estas mujeres tienen mayor predisposición  al desarrollo de complicaciones. Aquellas mujeres que padecen de hipertensión o diabetes antes del embarazo, las futuras mamás que presentan exceso de peso y las primerizas están más propensas a presentar este desorden.
  • La madre presenta anemia. La anemia en la embarazada es muy frecuente y por eso, además de una buena nutrición es generalmente necesario atender el requerimiento de hierro. El desequilibrio suele presentarse en el segundo o tercer trimestre a partir del aumento de volumen. El control trimestral durante el embarazo es fundamental. A partir de la semana 20 suele darse suplemento de hierro porque una anemia importante puede generar parto prematuro, bajo peso al nacer, aumentar la morbimortalidad fetal, y sobre el primer año de vida del bebé puede presentarse retraso en el desarrollo psicomotor. Es muy importante tener controlado el nivel de anemia durante el embarazo.
  • La madre presenta celiaquía.La enfermedad celíaca es una afección autoinmune caracterizada por una intolerancia al gluten permanente y, por provocar una alteración en la absorción de nutrientes, exige el seguimiento de una dieta adecuada libre de gluten, una proteína que se encuentra en la cebada, trigo, centeno y avena. Cuando el diagnóstico está firme, lo primero que debe hacerse es evitar la presencia de gluten en la dieta, así, la consulta con el nutricionista es fundamental. Si los síntomas no son muy marcados el paciente puede llegar a la edad adulta sin el diagnóstico y manifestando alguna de las complicaciones de esta afección, relacionadas con la mala absorción de minerales y vitaminas y con la aparición de otras enfermedades autoinmunes. A veces, la mujer embarazada  puede no darse cuenta que es celíaca y es importante realizar el chequeo ante el mínimo síntoma porque el déficit alimentario que esta afección genera puede traer consecuencias en el desarrollo fetal.
  • La madre presenta desórdenes hematológicos. La sangre es un tejido sistémico cuya misión principal es proveer oxígeno y nutrientes a todo el organismo.  Durante el embarazo, la sangre materna, a través de la interfase placentaria nutrirá al feto durante nueve meses, más exactamente, hasta que luego de parto, se ligue el cordón umbilical y el bebé logre en cierto modo, independencia. Algunas alteraciones en la coagulación de la sangre puede derivar en inconvenientes para lograr la gestación, para llevarla adelante e incluso para el parto y el alumbramiento.
  • Hay retardo del crecimiento intrauterino.
  • Es un embarazo múltiple. Un embarazo múltiple es aquel en el que se desarrolla más de un bebé. Aunque la mayor parte de los embarazos múltiples se desarrollan sin mayores inconvenientes, todos los embarazos múltiples son considerados embarazos de alto riesgo. Si bien la mayor parte de los bebés producto de un embarazo múltiple nacen perfectamente saludables, estos bebés tienen más riesgo de nacer prematuramente y presentar bajo peso, y las mamás necesitan un monitoreo más exhaustivo durante el embarazo porque son más propensas a desarrollar hipertensión, diabetes gestacional, anemia y otros desórdenes que merecen la atención del médico. Un diagnóstico precoz es fundamental para llegar a la semana 40, una dieta adecuada y no hacer exceso de actividad física ayudará a que el embarazo llegue a buen término
  • otros

El objetivo del médico en todos estos casos es prevenir, detectar y tratar todas las patologías enfocadas en forma integral a madre e hijo. Es por ello que la capacitación en el diagnóstico y seguimiento de este tipo de embarazos es fundamental entre ginecólogos y obstetras.

¿Cómo es el programa de capacitación en alto riesgo obstétrico de la Fundación Margulies?

Consiste en el dictado de cursos y servicios de capacitación para profesionales de la salud y la comunidad en general en el área materno -  infantil en 6 zonas del conurbano bonaerense, cada una de las cuales será sede de un Programa Integral de Capacitación “a medida”. Se relevarán las necesidades específicas de cada región, se pautarán objetivos específicos de acuerdo a cada realidad, se capacitará a capacitadores y se desarrollarán contenidos web para cada curso y para el campus Citep del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires. Se calculan 8 jornadas para cada curso de 4 horas docentes cada una y actividades semipresenciales y a distancia durante 70 horas docentes. Tendrán evaluación final y encuesta de satisfacción. Serán 9 cursos. Y se llevarán a cabo en: San Isidro, San Fernando, Tigre, Vicente López, Malvinas Argentinas  y escobar (Zona 1), Pilar, José C. Paz, San Miguel, Moreno y Hurlingham (zona 2), La Matanza, Merlo, Morón, Ituzaingó y Ezeiza (zona 3), Lomas de Zamora, Avellaneda, Quilmes y Lanús (zona 4), Almirante Brown y Esteban Echeverría (zona 5), La Plata y alrededores, Berazategui y Florencio Varela (zona 6). Además, una zona correspondiente a la ciudad de Corrientes, una correspondiente al Hospital Municipal de Miramar y una zona correspondiente al Hospital Penna de Bahía Blanca.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible