Contáctenos  


home :: Notas :: Testimonio: la biopsia testicular es una opción para lograr el embarazo

Testimonio: la biopsia testicular es una opción para lograr el embarazo
Buenos Aires, Jueves, 14 junio a las 00:00:00

Un reciente análisis en los hospitales provinciales que aplican la Ley de Fertilización asistida en Pcia. de Buenos Aires corroboró lo que otrso estudios establecían: el 40% de las causas de infertilidad tienen origen masculino. Entre ellas se cuenta la criptozoospermia y azoospermia- es decir- muy escasa cantidad o ausencia de espermatozoides en el eyaculado. Para este y otros casos la biopsia testicular o las técnicas microquirúrgicas pueden ser una buena opción. El testimonio de Lucila y Pablo.





Trastornos hormonales, varicocele- inflamación de las venas testiculares-, infecciones de la vía seminal, azoospermia, exposición a tóxicos o altas temperaturas. El espermatozoide es la estrella. La célula reproductiva masculina es el espermatozoide y en contraste con el sistema reproductivo femenino cuya producción de óvulos es cíclica, desde la pubertad la producción de espermatozoides es continua incluso hasta entrada la vejez. Todo el proceso de producción espermática desde la célula germinal hasta el desarrollo de espermatozoides maduros que puedan lograr la fertilización lleva alrededor de 70 días y cuando está completo, los espermatozoides son liberados por los tubos seminíferos y transportados al epidídimo. Durante la eyaculación, mediante contracción muscular los espermatozoides son empujados desde el epidídimo hasta los conductos eferentes y luego viajan a través de la glándula prostática y la uretra para salir en pequeñas cantidades de fluido. Alguna modificación u obstaculización en dicho proceso puede ser la causa de la infertilidad, incluso la no eyaculación.
“Llegamos a tener nuestro primer hijo y quisimos que Pasqualini nos atendiera por cercanía y amistad de él con mi familia. Él acaba de cumplir 3 años, se llama Milo, que no llegó muy rápido pero aproximadamente a los dos años de relación. Yo no había ido nunca Halitus, fui para tener a Milo. Yo tenía 32 años y él 44”, comienza el relato Lucila.

Pablo agrega: “Nos conocimos profesionalmente, trabajando. Un día yendo por trabajo a Mar del Plata en 2009 tuve un accidente automovilístico y eso me dejó parapléjico y vino con eso la lesión con la complicación para concebir otro hijo. Y bueno, a quién recurrir teniendo por cercanía a Sergio...”.

“Dependiendo de la altura del daño a nivel de la médula, la persona puede tener distintos síntomas, que van desde la parálisis de miembros superiores o en el caso de Pablo, los miembros inferiores con la consecuente disfunción en el sistema reproductor que lleva a la imposibilidad de obtener la muestra para realizar el tratamiento. El tema es que con Pablo se obtiene una muestra por electroeyaculación pero nos encontramos con un imprevisto -teniendo en cuenta que Milo había llegado naturalmente-. Cuando se hace el procedimiento nos encontramos con una baja cantidad y calidad de espermatozoides. Eso complicaba el cuadro porque la calidad de los espermatozoides también interviene en la calidad de embriones que se forman y cuando recurrimos a un primer intento de fertilización in Vitro no se obtuvieron embriones que fueran viables. Así fue que se decidió obtener los espermatozoides directamente de su lugar de origen, a nivel del testículo y ya no del eyaculado. Pensando que al hacerlo así se encontrarían en las mejores condiciones a diferencia de lo que es un eyaculado ya que tiene que permanecer en los conductos y de alguna manera puede verse afectado. Se realizó la biopsia y se trabajó con eso y se halló un problema secretor, es decir, que el testículo produce poca cantidad de espermatozoides. En un segundo procedimiento de fertilización in Vitro logramos formar un embrión viable y llevamos 22 semanas de embarazo, esperando a Tadeo”, describe el Dr. Sergio Pasqualini.

Las causas de la infertilidad masculina pueden ser variadas y todas ponen en el lugar central la obtención de espermatozoides para lograr realizar un tratamiento. Un espermograma consiste en obtener una muestra seminal por masturbación luego de una abstinencia de tres a cuatro días. De no ser posible obtener la muestra de semen a través de estimulación sexual puede procederse a una cirugía menor- biopsia para recuperar espermatozoides.
“Cuando no hay espermatozoides en el eyaculado, sea por una azoospermia obstructiva- es decir, aquellos casos que por diversas razones manifiestan un bloqueo de los conductos que llevan al esperma hasta el exterior o la azoospermia de causa secretora que es aquella en la cual el testículo produce espermatozoides en tan poca cantidad que no se ven espermatozoides en el eyaculado, es necesario recuperarlos. En ambos casos – y también en casos de falta de eyaculación- puede recurrirse a una biopsia pero a diferencia de la azoospermia de causa obstructiva, en cuyo caso la producción es normal, en la de causa secretora podés encontrarte con una ínfima cantidad de espermatozoides y tenés que trabajar con eso para llevar adelante el tratamiento. Pero tienen que saber que hay posibilidades”, explica Pasqualini.

“En realidad, nosotros como pareja estábamos decididos a concebir otro hijo. Hubo todo un tiempo de aceptación de los distintos pasos para acercarnos al éxito de poder concebir. Sergio nos iba trazando un camino. Cuando se decidió la biopsia de parte mía ya era una decisión tomada y estábamos focalizados en el resultado. La verdad es que es una operación ambulatoria y con los métodos de sedación y demás, es simple”, refiere Pablo.
“A los dos meses más o menos del primer in Vitro hicimos el segundo. Veníamos de un año haciendo el proceso de aceptar esto que era muy fuerte después de haber tenido un hijo natural de tener que ir a un in Vitro. Para la pareja era muy fuerte. Este embarazo va bárbaro, siempre me sentí bien, estoy haciendo acupuntura que me hace muy bien. Empecé en pleno segundo tratamiento y estaba muy angustiada, me ayudó mucho empezar acupuntura, me equilibró. Funcionó el tratamiento y poco a poco más tranquila…también él va acupuntura”, cuenta Lucila.

Biopsia testicular

Biopsia testicular: es un procedimiento quirúrgico que permite la obtención de parénquima testicular para la recuperación de espermatozoides y su estudio histológico. Se lleva a cabo bajo anestesia general, realizando una incisión en el escroto sobre cada testículo, dura aproximadamente entre 40 minutos y una hora, y es ambulatoria. Es un procedimiento bien tolerado y permite la reincorporación laboral entre los 7 días posteriores. Las muestras obtenidas son llevadas al laboratorio. Los espermatozoides recuperados por medio de esta técnica son utilizados en procedimientos de reproducción de alta complejidad (ICSI) en el momento o pueden criopreservarse para ser utilizados en otro momento. Si no se obtienen espermatozoides, el estudio histológico- realizado por nuestros anátomopatólogos- cobra mayor importancia ya que dará información sobre qué es lo que sucede en el testículo.

“La biopsia de testículo es un procedimiento simple, consiste en una pequeña incisión, puede hacerse con anestesia local, con sedación, puede hacerse de ambos testículos. Y puede llevarse a cabo por microcirugía en busca de algunos focos, ubicando los conductos más dilatados, que están produciendo espermatozoides. Cuando hay poca cantidad, aunque la producción del testículo es permanente, el testículo produce más por sectores entonces es importante identificar esos sectores”, explica el especialista.

Microcirugía

Microcirugía: Las técnicas microquirúrgicas que se utilizan se aplican en la vía espermática para casos de obstrucción de la misma y para resolución del varicocele. Estas técnicas permiten realizar cirugías de menor impacto ya que se realizan con microscopio y con instrumental microquirúrgico. A nivel de la vía espermática permite la recanalización de obstrucciones del conducto deferente y/o epidídimo y en el varicocele permite observar y respetar la arteria espermática, los linfáticos y proceder a la ligadura únicamente de las venas varicosas. Estos procedimientos son bien tolerados por los pacientes.
“Milo está más demandante pero habla todo el tiempo de que quiere compartir sus cosas con Tadeo. Es muy especial, es muy amoroso. Que sigan porque a veces es muy duro pero al final la felicidad es mayor”, describe Lucila.
“En la situación que habíamos pasado nosotros era una decisión que traía otros metamensajes, esto era como consolidar la situación más, pelearla acá, queríamos agrandar la familia y no íbamos a tener frenos para lograrlo. Era una decisión tomada y por suerte teníamos la cercanía de Sergio para tener los medios para intentarlo. Para salir algunas cosas fueron muy importantes, tenía a Milo chiquito, tenía la mujer que tengo, y teniendo la gente que te rodea uno no puede bajar los brazos. Y viendo el esfuerzo que hacen las personas que te quieren …eso es un poco el motor diario. El accidente, en el auto iba asolo pero en realidad iban todos los que te quieren y la demostración es diaria. Hay muchas cosas a superar pero también hay un compromiso con el otro para salir adelante”, concluye Pablo.

“Lo más importante es que cada vez más hombres se acercan a consultar y participan de la búsqueda activamente. Para ellos, el mensaje es que hay muchas soluciones para el problema de la infertilidad y que en la mayor parte de los casos pueden ver cumplido su deseo de ser padres”, concluye Pasqualini.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible