Contáctenos  


home :: Notas :: El rol de las enfermeras como asistentes en el equipo de fertilidad

El rol de las enfermeras como asistentes en el equipo de fertilidad
Buenos Aires, Jueves, 22 noviembre a las 11:00:00

El proceso de tratamiento de fertilización asistida puede ser, en muchos casos, estresante y duro. En ese contexto, las enfermeras del equipo de fertilidad cumplen un rol fundamental: orientar, escuchar, contener, instruir, informar. Cada vez más, juegan un papel relevante en el éxito de los tratamientos. Quiénes son y qué hacen en el día a día.



Distintas son las funciones que una enfermera en el área de fertilidad desempeña a diario. Ya sea brindar instrucciones sobre la forma de administración de una medicación, agendar y colaborar para que la paciente asista a cada uno de los controles ecográficos durante la etapa de estimulación, e informar sobre los distintos pasos de los procedimientos que van a realizarse.
“Una enfermera especializada en fertilidad está capacitada para recibir consultas telefónicas frecuentes sobre dudas de los tratamientos o de la aplicación de la medicación. Sin embargo, su rol es mucho más amplio. Hace un seguimiento de los pacientes en tratamiento, agenda turnos si hiciera falta, administran los medicamentos y explican a los pacientes la forma de aplicación de las inyecciones”, expresa Clara Piscicelli, enfermera de Halitus Instituto Médico, especialistas en fertilidad.
Además, con frecuencia, mediante la información sobre medicación procedimientos y-especialmente- su capacidad de escucha, son quienes aportan un granito de arena para que todo el tratamiento sea menos estresante.
Durante el tiempo de tratamiento, otras son las funciones que se suman a la tarea de las enfermeras.
“Se establece una relación con el paciente que genera cierta confianza. Esto es importante para ayudarlos a transitar por la experiencia del tratamiento. Si ellos además, comparten miedos, sensaciones o molestias, escucharlos puede ser una manera de contenerlos y reducir así el estrés que pueden generarles los pasos que van a dar. Además, generalmente los ayudamos si lo necesitaran a completar correctamente la historia clínica ya que esta es parte fundamental del comienzo de un tratamiento de fertilidad”, refiere Piscicelli.
Desde el inicio, y durante todo el tratamiento, una buena relación entre los pacientes y el equipo -entre ellos las enfermeras-, ya no sólo desde el punto de vista biológico sino también psicológico y emocional, es muy importante para un desenlace exitoso.
En la etapa diagnóstica, las enfermeras del equipo de fertilidad explican y enseñan a las pacientes cómo colaborar durante la realización de distintos estudios e, incluso, sobre los cuidados previos y posteriores de cada caso. “En algunos casos, es importante que la paciente sepa que tiene que evitar llevar a cabo actividades agotadoras o cargar objetos pesados, al menos durante las primeras 24 horas, en otros casos deben saber que no deben darse duchas vaginales o mantener relaciones sexuales por lo menos durante 72 horas después de una prueba”, explica la enfermera especializada. “También en el caso que la paciente deba someterse a una laparoscopía diagnóstica o a una histerosalpingografía o a una histerosonografía o estudios de estas características, es nuestra tarea que la paciente sepa cómo debe prepararse, qué cosas no debe realizar, qué cuidados debe tener, etc. Un caso similar es si la pareja debe pasar por un Test postcoital, hay elementos que deben tenerse en cuenta para obtener un resultado correcto. También nos comprometemos a darle asesoramiento y contención emocional a esa paciente, muchas veces, eso es lo que más necesita en esta etapa”, agrega.
Por otra parte, es importante que las enfermeras del equipo logren detectar si la pareja carece de la información adecuada, por ejemplo. Toda la información que la enfermera pueda aportar también hace al diagnóstico. “La relación con los pacientes es fundamental porque ellos necesitan y requieren explicaciones claras para no crearse expectativas incorrectas sino tener una visión realista de cuál es su situación y sus posibilidades. Muchas veces algo que puede mencionarle la mujer – o el hombre- a la enfermera puede aportar a la investigación de las causas de la demora de un embarazo. Y la orientación sobre los tests diagnósticos y los resultados, explicándoles el objetivo de las investigaciones puede lograr que una mujer coopere con el proceso”, dice Piscicelli.

En el caso de las mujeres, las enfermeras juegan un rol importante también en la aplicación de la medicación para la estimulación ovárica, por ejemplo. “Nosotras les enseñamos cómo deben aplicarse esa medicación, paso a paso, cómo cargar la jeringa, cómo realizar el preparado, cómo colocar la aguja en la panza. Y si tienen dudas siempre pueden llamarnos o acercarse y las ayudamos. En el caso de los hombres, muchas veces los orientamos sobre las precauciones que deben tener a la hora de la toma de la muestra de semen, o aclaramos dudas sobre el procedimiento”, describe la nurse de Halitus.
A nivel de gestión, también las enfermeras tienen tareas en las cuales desempeñarse: realizan pedidos a farmacia de la medicación faltante, llevan adelante el manejo y lavado de instrumental, realizan la instrumentación en quirófanos durante los procedimientos que así lo requieran  y llevan adelante una investigación con el objetivo de aumentar la calidad de atención de los pacientes. Porque la relación con ellos es un tema fundamental en su tarea.

La importancia de una buena comunicación para la relación enfermera - paciente

Ya sea porque debe enfrentar una enfermedad, un tratamiento o un diagnóstico, la relación que la enfermera establece con un paciente- una relación interpersonal de confianza y escucha- se torna un apoyo importante por su aporte afectivo para colaborar con todo el proceso diagnóstico y el tratamiento. “A veces no es tan importante lo que el paciente está diciendo verbalmente sino aquello que no está diciendo con palabras pero lo expresa con su cuerpo, con una actitud. Emocionalmente uno se liga con el paciente para poder contenerlo, escucharlo, asesorarlo y para lograrlo es importante transmitir un mensaje consistente y convincente y causar una buena impresión para forjar los lazos de esa futura relación de confianza. Es importante que hablemos claro y sencillo, que puedan comprender, que utilicemos las palabras correctas, que desarrollemos nuestra capacidad para escuchar lo que dicen y detectar lo que no dicen con palabras, todo suma”, expresa la enfermera.
“Todo el equipo de enfermeras de Halitus tienen un papel integral porque participan de todas las etapas de una fertilización in Vitro. Muchas veces nuestros pacientes agradecen el trato cuidadoso y la contención del equipo de nurses. Después de la primera consulta, la pareja se reúne con alguno de los miembros del equipo y conservan el contacto a lo largo de todo el tratamiento, están en comunicación permanente para contenerlos, asesorarlos, asistirlos en cuanto a resultados de laboratorio, dándoles información sobre los pasos a seguir o instrucciones sobre la medicación. Son un pilar importante para las parejas. Su rol principal es el de brindar asistencia”, define el Dr. Sergio Pasqualini, Director Científico de Halitus Instituto Médico.
“Para nosotras es importante hallar los puntos flojos de información en esa pareja, ya sea sobre temas de sexualidad, de medicación, de pasos de un tratamiento o de un procedimiento diagnóstico. También orientarlos sobre dónde encontrar la información que les falta y crear un clima de confianza como para que el paciente confíe sus miedos, dudas o temores. La contención y trato personalizado es parte de nuestra tarea diaria también. Que no se sientan solos en ese camino, que no sea un tema tabú, que puedan dialogar, abrirse, confiar. Una palabra que aparece en este contexto es empatía”, dice Piscicelli.
Así las cosas, las enfermeras actúan entonces en tres niveles:

  • Primario: llevando a delante tareas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.
  • Secundario: Pueden realizar intervenciones asistenciales o curativas para tratar problemas de salud o prevenir potenciales enfermedades.
  • Terciario: Pueden llevar adelante una rehabilitación y brindar apoyo a los pacientes para ayudarlos a adaptarse a los conflictos.

Y todo esto se aplica también a aquellas que acompañan a personas con problemas de fertilidad.
Y Pasqualini agrega: “Toda función de enfermería está orientada al cuidado, por lo tanto, la tarea de las enfermeras del equipo de fertilidad está centrada en acompañar a la pareja en todo el proceso del tratamiento, brindar asistencia, apoyo, información, educación y contención. Las enfermeras son el nexo entre el médico y la pareja, será una vía de canalización de problemas y dudas. Ellas nos ayudan a establecer las necesidades de la pareja que comienza un tratamiento, a planificar, a cuidarlos, nos acompañan en la ejecución de cada paso. Son una parte muy importante del equipo”.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible