Contáctenos  


home :: Notas :: Anteproyecto de modificación del Código Civil: reproducción asistida

Anteproyecto de modificación del Código Civil: reproducción asistida
Buenos Aires, Jueves, 29 noviembre a las 00:00:00

El anteproyecto de reforma del Código Civil incluye algunas modificaciones en temas referidos a fertilización asistida. Cuáles son los pasos a seguir, cuál es la importancia de este anteproyecto y que cambios contempla en el área de fertilización asistida. Para tener en cuenta los criterios que deberá resolver una futura ley. Marisa Herrera, especialista en Derecho de Familia, investigadora del CONICET y consultora de UNICEF Argentina formó parte de uno de los equipos que elaboró el proyecto.



El actual Código Civil fue elaborado en 1871, cuando no podía pensarse que la ciencia hiciera tanto por aquellas parejas que deseaban ser padres. La ley de adopción argentina no fue aprobada sino hasta 1948 y la primera fertilización in Vitro exitosa no vería el nacimiento de Louise Brown, el primer bebé de probeta hasta 30 años más tarde. Hoy, con una ley provincial que la respalda, la reproducción asistida no sólo llegó para quedarse sino que requiere, sin lugar a dudas, un marco que la regule.

“Que exista un anteproyecto de reforma del código civil básicamente significa dar de nuevo. Porque teneos un Código Civil de 1871, tuvo algunas reformas pero son como parches. Y en familias muchas cosas han cambiado. Cuando Vélez Sarsfield hizo el código uno vivía unos 40 años y ya a los 40 era un viejo y claro ahora ya uno vive hasta 80 años y quizás la persona que elija a los 20 o a los 30 no sea la persona que siga eligiendo a los 50 y ¡todavía me quedan 30 años más! Por lo cual, esta cosa de los tuyos, los míos y los nuestros, las familias ensambladas, forman parte del escenario familiar. Las familias del mismo sexo también- somos un país de matrimonio igualitario-; la mujer sola con hijos, el hombre solo también. Entonces ha habido muchísimos cambios y creo que el código civil tiene que aggiornarse a la realidad”, comienza evaluando Marisa Herrera.

“No hay nada peor para la gente que no tener reglas claras. Que vos tengas un hijo por técnicas de reproducción asistida -que a estas alturas nadie duda que se hace en el país desde hace muchos años-, que tengas este miedo a no saber de quién es hijo. No le podemos aplicar las reglas de la filiación biológica a una filiación que tiene sus particularidades”, argumenta Herrera.

“Todos estos años que pasaron, cuando se empezó con todo esto. En aquel momento sabíamos que si salía una ley hubiera sido restrictiva. Y por suerte en aquel momento la ley no salió y creo que ahora es otro momento bastante distinto de lo que fue no tantos años atrás”, agrega el Dr. Sergio Pasqualini, Director Científico de Halitus Instituto Médico.

“Vivimos en un mundo claramente pluralista y en este mundo entramos todos. La idea es hacer un Código Civil para tratar de llegar a la mayor cantidad de gente porque todos tenemos derecho a que la ley nos ampare”, dice la abogada.

“Nosotros el tema que tratamos en el Código Civil es filiación. Quiénes son hijos de las personas que se someten a un tratamiento de técnicas humanas de reproducción asistida. Es importante trabajar con la contracultura. No es lo mismo lo genético que ser padre. Uno lee ‘tiene 140 hijos’ no, no, no, no: donó material genético. Padre es función, rol, quien te cuida, quien te quiere, quien te lleva todos los días al colegio. ¿Por qué en la adopción podemos diferenciarlo tan bien y en esto mezclamos?”, argumenta la especialista.

“Ninguno de estos temas es sencillo. En sí, el avance de la ciencia médica no es sencillo. Hay muchos debates éticos que la ciencia médica nos pone sobre el escenario y está muy bien dar estos debates. Uno dice ‘yo no lo haría’, otro dice ‘yo lo haría’, ¿por qué el derecho tiene que prohibir?”, insiste Herrera.

La identidad

“En el tema de la identidad, hay muchos prejuicios. Si alguien viera el pasado argentino, la búsqueda de la identidad en la época es justificable. Pero la realidad es que quien nace de una gameta donada, es muy poco probable que busque su origen porque va a saber que es alguien que donó y que es totalmente distinto a alguien que lo abandonó o a alguien que se lo sacaron”, sostiene el Dr. Pasqualini.

“Una de las cosas que nos critican es el tema de conocer los orígenes en los casos de técnicas de reproducción asistida con donante anónimo. Dicen que tendría que ser un no anonimato porque tiene un derecho a la identidad. Me parece que hay que ser razonable y hay que diferencia. No es lo mismo el hijo adoptivo que no tuvo un gen, tuvo un bios, una historia y eso forma parte de su identidad y su derecho a conocer. Entonces en  algún punto es diferente. Si vemos y reconocemos que hay una diferencia, si la ley regula diferente, entonces no discrimina. ¿Qué se propone en el proyecto de reforma? Si uno analiza el derecho comparado, hay países que son muy cerrados. Anonimato siempre, pase lo que pase. Y uno dice si mañana ese chico tiene un problema de médula ósea y va a ser compatible a lo mejor el donante, ¿no podríamos llegar a abrirlo? y es cierto que en países como el nuestro donde hay un derecho a la identidad fuerte, es un tema. Ahora, el no anonimato, cuando no tenemos todavía cultura de la donación, seguramente la gente no va a donar porque sigue habiendo esta confusión entre ‘el que dona es padre’ y entonces, el sistema no se sostiene. Porque si la gente no dona, muchas parejas no pueden hacerse del avance de la ciencia y en especial, las parejas de matrimonio igualitario. ¿Qué hicimos?  Hay que diferenciar información no identificatoria. Todo lo que el chico quiera saber de salud, se lo da el centro, cuando el chico quiera. Información identificatoria, nombre, apellido o algo, hay que presentar alguna razón o alguna causa. Hay que ir a un juez a decirle porque le estoy violando el anonimato que le prometí y violando las reglas de juego. Ningún país del mundo ha ido directo a un no anonimato, donde hoy existe, han pasado de un anonimato, empieza a haber cultura de diferenciación entre lo genético y ser padre, y después la gente se dio cuenta de que no pasaba nada y sigue donando igual. Primero hay que cerciorarnos de que esto pase”, expresa la Dra. Herrera.

Voluntad procreacional

“Quién quiere ser padre es el elemento central: voluntad procreacional. Yo Marisa, casada con un hombre, no tiene semen bueno, vamos a un donante anónimo, ¿quién es el padre? Mi marido. Porque lo genético no era un elemento importante para hacer filiación. El querer ser padre – la voluntad procreacional- y firmar querer serlo es el núcleo diferencial de por qué las técnicas de reproducción asistida es un tipo filia diferente a la biología del acto sexual y a la adopción. Tiene reglas propias. A tal punto es tan importante la voluntad procreacional que si quedaron embriones criopreservados, y nos separamos, él tiene que prestar su consentimiento con cada transferencia. Y post mortem, que él haya prestado el consentimiento informado a ese posible postmortem, porque tengo afectados derechos sucesorios. En la adopción, está regulada la adopción post mortem. ¿Por qué si un legislador puede prever que en pleno proceso de adopción con mi marido, él fallece, la adopción sigue su curso y en casos de técnicas de reproducción no podemos prever qué pasa en el supuesto excepcional de que alguien se muera?”, describe Herrera.

“La voluntad procreacional era un proyecto en le marco de esa pareja, por lo tanto, si no están de acuerdo los dos, los embriones no se pueden transferir. El gran tema ahí ¿cuál es? Una ley especial porque también lo que tiene el proyecto es que los embriones no implantados no son personas, por lo cual, no es materia a ser regulada por el Código Civil. El Código civil regula bienes y personas, no es ni una cosa ni la otra. Por eso se dice en forma expresa en la reforma que es sujeto de una protección el embrión no implantado en una ley especial. Entonces, esto quiere decir que vamos a tener que ver qué pasa con esos embriones crioconservados que no se transfieren ni al hombre con otra mujer ni a la mujer en contra de la voluntad de ese hombre, porque era un proyecto parental entre ellos”, explica la especialista en Derecho de Familia.
Los avances sobre reproducción asistida a nivel legal han sido arduos pero muchos en los últimos tiempos. Y quienes trabajan en el proyecto de reforma del Código Civil creen, además, que seguramente si la reforma sale, será un piso interesante para comenzar a construir la ley de las técnicas de reproducción asistida a nivel nacional.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible