Contáctenos  


home :: Notas :: Endometrio y período menstrual en la fertilidad

Endometrio y período menstrual en la fertilidad
Buenos Aires, Jueves, 11 abril a las 11:00:00

La menstruación y las características y funcionamiento del endometrio pueden aportar datos importantes para la fertilidad, por lo tanto su estudio cobra importancia a la hora de buscar un embarazo. Cómo se estudian y qué es lo que hay que saber.





El endometrio- la capa más interna del útero- sufre de modificaciones a lo largo del ciclo reproductivo a partir de las variaciones de las hormonas secretadas por el ovario: estrógeno y progesterona, estimulando e inhibiendo la síntesis de receptores, respectivamente. Esas modificaciones del endometrio pueden dividirse en varias etapas:

  • Proliferativa- Los estrógenos impulsan la proliferación de la mucosa durante esta etapa.
  • Secretora – La progesterona rige esta etapa y colabora en la creación de un ambiente adecuado para la implantación del embrión.
  • Menstrual - La menstruación se produce cuando en ese ciclo no se produce la fecundación, el ovario deja de producir las hormonas que deben mantener al endometrio preparado para la posible llegada de un embrión y entonces el endometrio se desprende, provocando el período menstrual de entre 3 y 7 días, con distinta intensidad. Cuando el embarazo se produce, el ovario continuará produciendo estas hormonas para permitir su evolución.

El Dr. Sergio Pasqualini, Director científico de Halitus Instituto Médico y especialista en fertilidad, explica: “Las modificaciones que tienen lugar en el endometrio a lo largo del ciclo, brindan información útil sobre el funcionamiento del eje hipotálamo-hipofisario-ovárico y, por lo tanto, sobre la fertilidad. Y la evaluación del endometrio permite entender los mecanismos hormonales y su acción a nivel celular”.


La menstruación

Algunos puntos a tener en cuenta sobre la menstruación, también son relevantes a la hora de evaluar la fertilidad. Es importante la duración, el color del fluido, su consistencia, entre otros elementos. “El ciclo debe presentarse con regularidad cada 26 a 32 días, durar entre 3 y 7 días, durante los cuales se perderán entre 50 y 100 ml de fluido de un color rojo subido que luego puede tender al marrón. Si el fluido fuera marrón oscuro o negro, puede ser un síntoma de que el endometrio presenta dificultades en su etapa regenerativa. Si la sangre es demasiado acuosa y fina puede indicar deficiencia en la energía reproductiva, si fuera espesa, grumosa, fibrosa o presenta gran cantidad de coágulos, indica una condición en la que compromete el flujo. Los dolores leves en el centro de la pelvis son normales porque la función de contracción del útero está ocupada en liberar la sangre acumulada pero los calambres fuertes o el dolor agudo debería derivar en una consulta médica. La mujer debe saber que puede padecer de molestias previas debido a que el descenso de la progesterona produce el desprendimiento de la capa del endometrio provocando la menstruación pero que no es lo más normal padecer fuertes dolores o calambres”, describe el Dr. Pasqualini.


La importancia del endometrio en la fertilidad

Según el médico, “El útero es un órgano complejo, que debe secretar proteínas y determinados mensajes químicos para establecer una comunicación con el embrión y que la implantación tenga lugar, como Gabriela va a explicar”.
En los últimos años, una nueva investigación se ha abierto, dándole a la inmunología de la reproducción un lugar preponderante dentro de la medicina reproductiva.
Una publicación de la revista Fertility and Sterility ha mostrado que, comparando los pesos al nacer y semanas de nacimiento de los bebés de mujeres que han recurrido a la donación de óvulos pero que han utilizado su propio útero para la concepción con aquellos nacidos de mujeres que utilizaron sus propios óvulos pero han requerido de un útero subrogado, los del segundo grupo tuvieron partos a término y pesos normales mientras que los del primer grupo no.
“Si bien hasta no hace mucho los especialistas atribuían este problema a los procedimientos en sí mismos, cada vez es mas grande la evidencia que demuestra que en cada ciclo menstrual se producen en el endometrio mecanismos inmunológicos que van a sentar las bases de un correcto desarrollo de la placenta si el embarazo se produce. Anticuerpos dirigidos contra tejidos propios, producción de factores de crecimiento de la vasculatura, producción de citoquinas inflamatorias y células NK entre otros, constituyen marcadores vinculados tanto a infertilidad, aborto recurrente, retardo de crecimiento intrauterino, hipertensión en el embarazo, como pre-eclampsia. La detección temprana de anomalías relacionadas con la expresión de estos inmunomarcadores es fundamental para definir posibilidades de tratamiento que optimicen la calidad endometrial” explica la Dra. Gabriela Gutiérrez, Doctora en Ciencias, a cargo del departamento de Investigación y Desarrollo (I+D) de Halitus Instituto Médico.
Estos métodos de diagnóstico permiten además personalizar el tratamiento de reproducción asistida a cada caso, en función de decidir por el protocolo más adecuado para producir más y mejores óvulos sin dañar el endometrio.
“Es importante tener en cuenta que criopreservar óvulos permite detener el efecto del tiempo para alargar la vida reproductiva, pero sin olvidar que la salud endometrial es la que una vez que la calidad embrionaria se ha optimizado, la que va a limitar no solo la posibilidad del embarazo sino la salud del recién nacido”, concluye la especialista.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible