Contáctenos  


home :: Notas :: DIU, anillo vaginal e implante subcutáneo

DIU, anillo vaginal e implante subcutáneo
Buenos Aires, Jueves, 25 abril a las 11:00:00

El DIU, o dispositivo intrauterino es un dispositivo de control de la natalidad, que un profesional coloca en el útero de la mujer y funciona cambiando el ambiente del canal intrauterino. Tiene sus ventajas y sus contraindicaciones que deben ser tenidas en cuenta. El implante subcutáneo es otra opción anticonceptiva que en general, es bien recibida por la mujer. Estar informada de todas las opciones disponibles permite elegir mejor el método más adecuado.





Cunado la mujer afronta la decisión de elegir un método anticonceptivo adecuado, lo mejor es siempre, consultar al médico para estar al tanto de todas las opciones disponibles y ponerlas a consideración. No son pocas las  mujeres que optan por colocarse un dispositivo intrauterino o DIU. Este método, en general, presenta algunas ventajas:

  • Tiene 97% de eficacia
  • No interfiere en el acto sexual
  • Debe reponerse cada 3 a 5 años
  • Es inmediatamente reversible y la mujer puede buscar embarazo enseguida

El DIU es un dispositivo que se coloca en el cuello uterino de la mujer, con forma de T o de herradura, que tiene un cordón que permite su extracción. Podemos diferenciar dos tipos de DIU:

  • El más antiguo– inventado por el Dr. Zipper en los años ’60-  , de cobre, con forma de herradura, viene en dos tamaños, uno para las mujeres que ya tienen hijos y uno para quienes no han pasado por un parto. Tiene un efecto de entre 2 y 5 años pero puede permanecer en el útero hasta 10 años.
  • El más moderno, con forma de T rodeada por un cilindro, viene en un solo tamaño, que libera progesterona en pequeñas dosis dentro de la cavidad uterina provocando efectos a nivel local. Tiene una duración de entre 2 y 5 años pero puede permanecer en el útero hasta 5 años. “El DIU con levonorgestrel funciona por la acción directa de esta hormona sobre el endometrio y, en el largo plazo, no afecta en gran medida la función ovárica”, aclara el Dr. Sergio Pasqualini, especialista en fertilidad y Director científico de Halitus Instituto Médico.

Este tipo de dispositivo, en cualquiera de las dos presentaciones, puede utilizarse como método anticonceptivo en cualquier mujer pero suele recomendarse especialmente en aquellas mujeres que ya han tenido hijos porque eso facilita su inserción. En cambio, el Dr. Pasqualini refiere que suele evitarse la colocación de DIU en mujeres sin hijos porque el porcentaje de rechazo aumenta entre ellas, pudiendo llegar al punto de generar una infección en la zona que podría afectar la fertilidad futura.
Además, dice, el DIU presenta otros beneficios:

  • Como anticonceptivo, espesa el moco cervical dificultándole el paso a los espermatozoides y disminuye el crecimiento mensual del endometrio
  • El levonorgestrel logra una significativa reducción del sangrado menstrual con el consiguiente aumento de los niveles de hemoglobina y las reservas corporales totales de hierro al provocar un período menstrual más breve
  • No interfiere en la función ovárica.
  • Puede disminuir la dismenorrea (dolor menstrual), el síntoma más frecuentemente referido por las mujeres que padecen endometriosis, e hipermenorrea (aumento de pérdidas menstruales)
  • Previene enfermedades endometriales.

Y el que posee levonorgestrel, además:

  • Reduce la cantidad de sangrado y calambres durante la menstruación.
  • Previene la hiperplasia endometrial en la terapia de reemplazo estrogénico, es decir, nivela las cantidades de estrógenos que se sugiere para tratamiento de la menopausia con la progesterona que se aplica a nivel local.
  • Puede ser utilizado durante la lactancia ya que no tiene ningún tipo de incidencia sobre la leche materna porque el efecto es local y a nivel sanguíneo es mínimo.

Incluso, el médico agrega: “Está comprobado que la inserción del sistema intrauterino liberador de levonorgestrel luego de efectuar una cirugía laparoscópica para el tratamiento de la endometriosis sintomática reduce el riesgo de recurrencia a mediano plazo de la dismenorrea moderada o intensa por efecto de la progesterona a nivel local. Y si bien su principal indicación es la anticoncepción, también se utiliza para detener sangrados intensos que no responden a otros tratamientos y como complemento en la terapia hormonal de reemplazo para la mujer menopáusica”.

Cuándo no colocar el DIU

Este método tiene también algunas contraindicaciones. El Dr. Pasqualini las explica: “No debe utilizarse si la mujer padece cáncer del útero o del cuello del útero, si presenta sangrado vaginal sin explicación alguna, si tiene o tuvo enfermedad pélvica inflamatoria, si tiene infección urinaria o del cervix, si la mujer presenta anomalías del útero o miomas que lo deforman, o ante la sospecha de embarazo. Además, debe tenerse en cuenta que no debe usarse un DIU de cobre si tiene alergia al cobre u otros metales. Los efectos anticonceptivos de cada método y aquellos efectos terapéuticos del dispositivo con levonorgestrel son importantes para mejorar la salud reproductiva, pero requieren siempre una evaluación del caso y una decisión médico - paciente teniendo en cuenta la situación de cada mujer en particular”, concluye el Dr. Pasqualini.

Cuándo está indicado el DIU

“La primera inserción debe realizarse durante el período menstrual –en caso de postparto debe esperarse hasta 6 semanas luego del parto para hacerlo- pero, si la mujer venía utilizando un DIU y llegó el momento de colocar uno nuevo, ese cambio puede realizarse en cualquier momento del ciclo. Luego se recomienda realizar un control ecográfico para chequear que su ubicación es correcta, un examen pélvico y estar en contacto con la mujer para evaluar la posibilidad de que lo expulse espontáneamente, Debe informársele que debe prestar atención a si se presenta un sangrado excesivo durante su período menstrual, dolor pélvico, fiebre, molestias durante las relaciones sexuales o secreción vaginal inusual y, en caso de que el dispositivo sea expulsado espontáneamente, es necesario alertarla sobre la necesidad de no extraer el dispositivo por su cuenta y de buscar otro método de anticoncepción hasta el momento de realizar una nueva consulta médica”, refiere el especialista.

El implante subcutáneo

El implante subdérmico es una varilla que se inserta debajo de la dermis del antebrazo femenino y que libera la hormona etonogestrel. “Es una opción también para cuando no es posible colocar un DIU por presencia de miomas, por alguna anomalía uterina o en mujeres que han sufrido alguna inflamación pelviana previa. Este implante posee algunos beneficios:

  • Tiene alta eficacia
  • No interfiere en el acto sexual
  • Debe reponerse cada 3 años y no requiere controles específicos
  • Es reversible, la mujer puede volver a ovular en los siguientes 15-20 días posteriores a su extracción
  • Puede utilizarse durante la lactancia porque la hormona liberada no es estrógeno
  • Ideal para mujeres que han presentado inconvenientes con el uso de estrógenos.

Cuando no usar el implante subcutáneo

“Es importante tener en cuenta algunas contraindicaciones. Este implante no debe colocarse en aquellos casos en que la paciente presenta riesgos cardiovasculares severos, trombosis venosas o antecedentes de neoplasia hormonodependientes. Para ello, la consulta médica es indispensable”, refiere Pasqualini.

El anillo vaginal

“El anillo es ideal para aquellas mujeres que pueden sufrir los efectos adversos de las pastillas o que no recuerdan la toma diaria. Una vez insertado, es dejado en su lugar por 3 semanas, luego la mujer debe removerlo y desecharlo. Tras una semana sin el anillo, durante la cual ocurre el sangrado mensual normal, debe insertar un nuevo anillo. Inhibe la ovulación como las píldoras anticonceptivas y posee baja incidencia de efectos adversos”, refiere el médico.
Presenta algunas ventajas:

    • Períodos más regulares, de menor duración y con menos dolor
    • Alta eficacia anticonceptiva
    • Evita los olvidos
    • No interfiere en las relaciones sexuales debido a su diseño de avanzada tecnología
    • Es fácil de colocar y remover
    • Las hormonas alteran la consistencia del moco cervical haciéndolo más espeso, previniendo así el ingreso de espermatozoides al útero

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible