Contáctenos  


home :: Notas :: Anticoncepción oral: opciones y novedades

Anticoncepción oral: opciones y novedades
Buenos Aires, Jueves, 09 mayo a las 11:00:00

Millones de mujeres en el mundo recurren a la anticoncepción oral. Si bien originalmente, las pastillas surgieron para tratar especialmente trastornos menstruales, hoy este tipo de opciones ya no se indican con ese fin pero aún presentan no sólo beneficios anticonceptivos sino también como tratamientos de distintos trastornos ginecológicos. Cuáles son y que cuidados hay que tener a la hora de elegir un método de anticoncepción oral.





Desde que en 1960 la Administración de Comidas y Drogas (FDA) aprobara en Estados Unidos el primer esteroide sintético -el uso de estrógenos naturales probado con anterioridad fue un fracaso-  para ser utilizado como anticonceptivo mucho se ha avanzado médica y socialmente. Desde entonces, el rol de la mujer por excelencia- la maternidad- pasó a formar parte de una más de las elecciones posibles, así como la decisión de formar parte del mundo laboral. “Hoy estas decisiones han sido llevadas muchas veces al extremo tal que las mujeres postergan su maternidad hasta el límite mismo de la maternidad y luego, en algunos casos, pueden encontrarse con dificultades para lograr un embarazo”, dice el Dr. Sergio Pasqualini, Director Científico de Halitus Instituto Médico.
Sin embargo, el hallazgo de la anticoncepción oral, podría decirse, cambió el mundo y las opciones en este campo se multiplicaron y avanzaron desde entonces. “Aquella primera píldora anticonceptiva contaba con 150mcg de metranol como estrógeno y 9,85mg de noretinodrel como gestágeno, algo inusitado para los estándares que se manejan actualmente, una enormidad. Eran eficaces pero tenían altos riesgos y efectos colaterales. Sólo 10 años después ya se habían reducido las cantidades a 50mcg de estradiol y para fines de los ’70, las cantidades se habían reducido aún más llegando a que hoy manejemos valores de sólo 15mcg diarios de estradiol con el consecuente descenso de los riesgos”, refiere el médico.

Beneficios de la anticoncepción oral

Los beneficios no relacionados con la anticoncepción son tan relevantes que muchas mujeres sólo utilizan las píldoras por esas razones. Pueden mencionarse algunos beneficios no contraceptivos que se suman a la anticoncepción:

  • Aumentan la densidad ósea
  • Podría mejorar el acné
  • Reducen el riesgo de cáncer de ovario y de endometrio
  • Tratan el hirsutismo, los quistes funcionales de ovario, el Síndrome premenstrual, la endometriosis
  • Protege de ciertos tumores benignos de la mama.

Pero, además, es conveniente reforzar los beneficios anticonceptivos de las píldoras:

  • Tienen alta eficacia- utilizadas correctamente, superan el 99%
  • Mejoran la regularidad menstrual
  • Es fácilmente reversible
  • Previene embarazos no deseados
  • Disminuye las probabilidades de embarazo ectópico
  • Reduce la enfermedad inflamatoria pélvica


Clasificación de los anticonceptivos orales

“Los anticonceptivos orales pueden dividirse en de altas dosis (más de 50 mcg de Etinil-estradiol) -o de bajas dosis. Pero, a su vez, pueden clasificarse según si los niveles de estrógenos o gestágenos varían –píldoras multifásicas-o permanecen constantes durante el ciclo- monofásicas-. Hoy en día, la mayor parte de las píldoras se dan en un ciclo de 28 días, en los cuales hay 7 días de placebos- para evitar los olvidos- y los otros 21 días de píldoras que contienen hormonas. Y mayoritariamente, se utilizan aquellas de tercera generación, que poseen desogestrel o gestodeno y entre 20 y 30 mcg de estradiol”,  sostiene el Dr. Pasqualini.
Y agrega: “La dosis de estrógenos presente en una píldora no es un tema menor porque ha habido pruebas de que a mayor dosis mayor riesgo de trombosis, un efecto colateral frecuente en las píldoras más antiguas con altos niveles estrogénicos. Y la dosis de gestágenos también es relevante que se haya reducido debido a las alteraciones metabólicas observadas en el paso y relacionadas con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Los comprimidos actuales poseen bajas dosis de ambos componentes reduciendo así los efectos secundarios. Pero además, hoy en día, lo novedoso es el uso de estrógenos naturales. Las nuevas píldoras con estrógenos naturales –similar al estrógeno que produce la mujer en forma endógena-no sólo serían igualmente efectivas y permitirían reducir el efecto sobre las proteínas hepáticas y una disminución del riesgo cardiovascular sino que además, disminuirían los efectos secundarios que producen las píldoras de este tipo, su incidencia sobre los lípidos, la insulina y los carbohidratos y brindaría un mayor control sobre los ciclos menstruales”.

Cómo funcionan los anticonceptivos orales

  • Píldoras con estrógenos y gestágenos: suprimen la ovulación inhibiendo la  síntesis de gonadotrofinas. “Además, el estrógeno inhibe la producción de FSH -hormona que estimula a los ovarios para el desarrollo folicular y cuya medición puede dar cuenta de la reserva ovárica- y potencia el efecto de los gestágenos, que inhiben la producción y el pico preovulatorio de la hormona LH, modifican el moco cervical y la receptividad endometrial”, dice el experto en fertilidad.
  • Píldoras sólo con gestágenos (minipíldora): su acción se basa sobre todo en la modificación del moco cervical –espesándolo y dificultando así el ingreso de los espermatozoides- y la afectación de

la receptividad del endometrio para la implantación, pero la acción dura aproximadamente unas 22 horas, por eso es tan importante respetar el horario de la toma. En algunos casos retarda la movilidad tubárica.
“Generalmente las minipíldoras se indican en mujeres en etapa de lactancia, o en aquellas que presentan sensibilidad a los estrógenos o en casos de diabetes mellitus, entre otros.  Entre las desventajas es que requiere ser estrictos con la hora de la toma, a veces las mujeres presentan sangrados irregulares que hasta interfieren con su actividad sexual, pueden provocar cambios de humor, ansiedad. Lo importante es ver cómo reacciona cada mujer”, describe el médico.

Efectos secundarios frecuentes de los anticonceptivos orales

  • Tensión mamaria
  • Cefalea
  • Náuseas
  • Hinchazón
  • Descenso de la libido

Quiénes no deberían tomar la píldora anticonceptiva

“La Organización Mundial de la Salud, ha establecido criterios médicos sobre quienes deberían evitar el uso de este tipo de anticoncepción, quienes debería utilizarlo con cautela, para quienes las ventajas son mayores a los riesgos de utilizarla y quienes pueden usarla sin restricción alguna. Para ello estableció cuatro categorías. La categoría de quienes deberían abstenerse de usarla incluye a mujeres en período de lactancia, aquellas con tromboembolismo venoso, con enfermedad arterial coronaria o cerebrovascular, con enfermedad estructural cardíaca, con diabetes con complicaciones, con cáncer de mama, embarazadas o mujeres con sospecha de embarazo, aquellas que presenten una hepatopatía, o cefaleas con síntomas neurológicos focales o se hayan sometido a una cirugía mayor con inmovilización prolongada. También deberían evitarlo las mujeres mayores de 35 años y que fumen más de 20 cigarrillos diarios y quienes padezcan de hipertensión arterial mayor a 16 o que tengan enfermedad vascular concomitante. ¿Quiénes deberían recurrir a la píldora pero con cautela? Aquellas mujeres que aún no han pasado 21 días desde el parto, o que presentan sangrado vaginal o uterino no diagnosticado, o historia de cáncer de mama pero sin recurrencias en los últimos 5 años, o colescitopatía o mujeres mayores de 35 años que fuman menos de 20 cigarrillos diarios. También deberían tenerse en cuenta las posibles interacciones farmacológicas. Todo esto es fundamental tenerlo en cuenta a la hora de orientar a una mujer en la elección del método anticonceptivo”.
Para concluir, el especialista refiere: “Y siempre es importante informar a las mujeres según sus deseos, de todos los métodos disponibles y despejar sus dudas. Respecto del uso de anticoncepción oral es importante que las mujeres sepan que no afecta su fertilidad, que no está probado que modifiquen el peso corporal, que no es necesario realizar descansos en la toma ni esperar luego de dejarlas para buscar embarazo. Y que siempre antes de tomar la píldora es necesaria la evaluación médica mínima de la historia clínica y la medición de la presión arterial”.
Los anticonceptivos orales brindan beneficios no anticonceptivos a las mujeres de todas las edades tanto en el corto como en el largo plazo: control de ciclo menstrual, tratamiento del sangrado uterino disfuncional, protección contra varios cánceres y preservación de la densidad ósea, entre otros. “Y no hay que perder de vista que reducen la incidencia de embarazos no deseados, algo que no sólo es importante desde la menarquia-primera menstruación- hasta los 35 años, sino también durante los años perimenopáusicos”, cierra diciendo Pasqualini.
Por último, es importante mencionar la interacción con otros medicamentos. Pasqualini menciona: “Este tipo de anticoncepción está diseñada para un comportamiento dentro de un organismo de características bioquímicas y fisiológicas, un cambio de esas características puede implicar un cambio en la absorción y, por lo tanto, en la eficacia anticonceptiva. Es por eso que es importante tener en cuenta:

  • La mayor parte de los anticonvulsivos reduce la eficacia de los ACO.
  • Antiácidos, omeprazol, bloqueadores H2, laxantes. Una modificación en la acidez gástrica o de la motilidad gastrointestinal puede reducir la absorción.
  • Algunos antibióticos como ampicilina, tetraciclina, dicloxacilina, rifampicina. La toma aislada no reviste la misma importancia que los tratamientos mayores a 5 días, que disminuyen la absorción.
  • Anticoagulantes orales, algunos antiretrovirales pueden producir la falla del anticonceptivo.
  • Analgésicos que contienen fenacetina y pirazolona, la clorpromazina, benzodiacepinas requieren de orientación.

“Entonces es importante que cuando una mujer es recetada antibióticos o cualquier tratamiento, especialmente si deberá hacerlo por más de 2 o 3 días, mencione que está tomando anticonceptivos y cuáles y pregunte si puede perder eficacia, aún más aquellas mujeres que toman anticoncepción oral de bajas dosis”, concluye el médico.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible