Contáctenos  


home :: Notas :: Globalización, cultura y medicina

Globalización, cultura y medicina
Buenos Aires, Jueves, 05 diciembre a las 11:00:00

La evolución de la sociedad en las últimas décadas marcó un antes y un después en muchas áreas de la vida. Una de ellas: la medicina. El Dr. Federico Pérgola, miembro titular de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires y miembro de la Academia Argentina de la Historia, cuáles fueron los cambios que la globalización trajo en la cultura y cómo impactaron no solo en los avances médicos sino en la tarea médica y en la relación con los pacientes.



Si uno fuera purista del idioma uno diría que “globalización” es un término más de empresas y del mercado. A pesar de que yo la nombro como si fuera un hecho importante para la medicina porque ha expandido todos los conocimientos, comprende más a occidente si hablamos de medicina, porque por ejemplo en la India se sigue usando el ayurvedismo. O por ejemplo, la acupuntura para ellos es un hecho real y para nosotros es una medicina alternativa, no clásica, en general las consideramos como que funcionan como placebo, incluso la homeopatía.
El impacto de la globalización impacta sobretodo en la medicina de la evidencia. Se hacen pruebas en distintos lugares, en distintos grupos étnicos y se descubre que en general actúan de forma similar. E impacta en el hecho de que los conocimientos médicos se difundan con tanta rapidez hace que se tengan conocimientos especiales.

Grandes cambios

Yo creo que hay un cambio que es una cuenta pendiente: que sigue habiendo una medicina para quienes tienen un buen pasar económico y otra para quienes no lo tienen. Los cambios fundamentales vienen de tiempo atrás y son especialmente las vacunas. A quienes no tienen un acceso excelente al servicio médico, la vacuna los previene.

Luego de 58 años de médico, el Dr. Pérgola se refiere en los grandes cambios científicos y tecnológicos, los más destacables son las imágenes y el laboratorio. Con las imágenes ha cambiado mucho, hoy es posible entrar en el cerebro mediante diferentes tecnologías. La rapidez con que empieza a evolucionar el tema de las imágenes y se incorporan a la medicina fue asombroso.

El médico de hoy

El Dr. Pérgola analiza a los médicos de hoy. “Yo a mi edad sigo trabajando creo porque examino con el método semiológico clásico, nosotros teníamos habilidad manual para hacerlo. Era la medicina de la observación, el médico debía observar, tocarlo al enfermo. Hoy en día se dice que  no se atiende al enfermo sino a la enfermedad, entonces se pasa por una estadística. Y a veces, lo que padecen los enfermos –y a veces me lo cuentan a mí– es que los sientan frente a ellos y le piden análisis, y a veces no son tan exactos. Yo tengo una estadística antigua, de hace unos 15 años: se decía que alrededor del año ’20 el error médico era de un 30% y hace 15 años el error médico era de un 30%, no tal vez por el diagnóstico sino por la medicación. La medicación de hoy en día son agresivas y a veces no se tiene eso en cuenta…yo creo que debe haber mejorado eso a hoy. Nosotros los médicos somos el brazo armado de la industria farmacéutica y a veces somos hiperrecetadores y es un peligro”, dice.
Y agrega: “El porcentaje grande de enfermos que se vuelcan a la medicina alternativa, lo hace fundamentalmente porque el chamán o quien sea lo toca, lo contiene, lo ve, le pregunta. Además, está el problema de que la medicina gerenciala a veces hace que un médico deba ver muchos enfermos en poco tiempo”.

Un poco de historia

El primer investigador, fue Juan Bautista Señorans debía trabajar para vivir y no podía ser full time, y el primero que fue full time fue Bernardo Houssay y como estaba todo el día en el laboratorio, no tenía hora, “con esa vocación por la investigación y ese entusiasmo pudo llegar, no al Premio Nobel que sería lo de menos sino a los estudios que hizo y a formar discípulos. Porque uno de los elementos que se cuenta que el médico tiene que tener es formar discípulos. Era puramente artesanal, uno se ponía al lado del médico y el médico le enseñaba, recién en la edad media se formaron las facultades, luego las universidades”, relata Pérgola.
Sobre la situación en Argentina sostiene: “Yo creo que hoy en día mejoró la situación de investigadores y científicos en nuestro país porque hasta tenemos un Ministerio de Ciencia y tecnología, lo que es muy importante”.  
Según el Dr. Pérgola, es importante que un médico sepa Historia de la Medicina porque lo introduce dentro de los problemas sociales, políticos, espirituales, religiosos, que tiene un país.
Y relata una anécdota para ilustrar eso: “ yo quería hacer un estudio de la historia del reumatismo y al principio, leyendo por ejemplo a Galeno, Hipócrates, que eran los primeros que habían escrito sobre eso lo único que hablaban de enfermedades reumáticas eran la podagra y la gota, una enfermedad muy reducida en la actualidad con respecto a la artrosis. Pero razonando, eso pasaba porque los médicos atendían a la gente poderosa, que comía y bebía, no al pueblo, y las artrosis, como es una enfermedad que evoluciona con la edad y el promedio de vida era muy bajo…entonces, uno aprende solamente eso, que la artrosis la van a tener los ancianos y que la gota la van a tener quienes coman exageradamente. Por otro lado, el médico tiene que tener un concepto general de las cosas, de socioantropología que es lo que yo enseño en la carrera docente porque uno tiene que atender tanto a aquel que está encumbrado, un intelectual, a quien le tiene que preguntar las cosas de determinada forma, como a aquel otro que es un ignorante que por ahí emplea palabras y términos que no son lo mismo. Yo estuve 10 años para entender que un enfermo me decía que tenía un fogas y yo creía que él tenía acidez gástrica y era halitosis, mal aliento. Pero la palabra que él había inventado para decir eso, no se correspondía con halitosis. Un individuo encerrado en su técnica y no conoce un poco lo que es la vida, le costará mucho entender a esos enfermos y el enfermo se va a sentir frustrado”.

La revolución de Internet en la medicina

La aparición de Internet en la vida de todos generó muchísimos cambios en todos los niveles de quienes tienen acceso a esa nube de información. A nivel de la medicina no fue la excepción, pero no todo es rosa a la hora de informarse por Internet. “El paciente llega con una gran ansiedad por lograr lo que le dice el diario o Internet o lo que buscó y como la medicina no se aprende leyendo un paper a veces nos complican porque tienen una idea equivocada de las cosas. Por otro lado hay mucha basura en Internet. Un amigo mío me contó que en Egipto hacían una especie de incubadora con huevos de gallina, yo le dije pero no tenían termómetro, nada y entonces me trajo un paper escrito donde decía eso. Cuando hablo con otro médico amigo, le comento y le digo mirá que ridiculez y él me dice que en realidad en Egipto no había gallinas sino el ganso del Nilo. Cuántas cosas de medicina pueden inventarse...”, describe el médico.

El Dr. Pérgola concluye: “El mensaje es que la medicina ha avanzado tanto desde Claude Bernard y Pasteur que yo diría que hace 50, 60 años o 70, esta es una medicina nueva y nos ha permitido vivir no solamente más sino mejor, lo que pasa es que sería bueno como decía Ramón Carrillo que entre también en la Argentina profunda, sería bueno que todos tuvieran un buen acceso a la medicina”.       

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible