Contáctenos  


home :: Notas :: Dermatoestética: tratamientos en el embarazo y postparto

Dermatoestética: tratamientos en el embarazo y postparto
Buenos Aires, Jueves, 26 diciembre a las 11:00:00

Desde el desorden hormonal propio del embarazo hasta los cambios corporales que debe afrontar la mujer durante un embarazo pueden llevar a que el espejo no les devuelva la imagen deseada afectando su ánimo o incluso desencadenando problemas de autoestima. Para estas mujeres la medicina estética posee opciones a realizarse durante el embarazo y postparto para ayudarlas a recuperar el contorno corporal. Cuáles son y en qué consisten.



Flaccidez, estrías, celulitis…distintas afecciones aparecen durante el embarazo y en el postparto pero tienen solución.
En el embarazo se realizan distintas prácticas entre la semana 13,14, hasta la semana 28 aproximadamente si todo se encuentra dentro de parámetros normales. “En esta etapa  puede realizarse drenaje linfático manual preferentemente o presoterapia suave. Esto se indica para favorecer la eliminación y disminuir la retención de líquido. También pueden indicarse masajes reductores en piernas para favorecer tanto el drenaje como la eliminación de adiposidad localizada. Otra opción disponible son los pulidos corporales y el sistema Oasis, tanto facial como corporal, para favorecer la hidratación de la piel que recibe tantos cambios hormonales”, refiere la Dra. Andrea Pichel, especialista en dermatoestética de Halitus Dermatología y Estética.
Además, zaguera la médica, “la aparición de manchas tan características no pueden ser tratadas con toda la fuerza necesaria durante el embarazo para cuidar a esa mamá y ese bebé, pero es posible realizar prevención indicando un buen factor de protector solar, recomendaciones sobre las horas de exposición y desde el consultorio, con el Oasis se previene también la mancha ya que ayuda a la descamación y posterior reepitelización de la zona”.
El descenso de peso posterior al parto debe llevarse adelante sin dejar de lado la necesidad de llevar adelante una alimentación balanceada y equilibrada y acompañarla con algunos tratamientos que ayuden a esa mamá a verse mejor. El estiramiento que se produce en la piel del cuerpo durante los 9 meses que alberga al bebé, llevan a que la mujer pueda encontrarse en esta etapa posterior al nacimiento de su hijo con flaccidez, estrías o incluso celulitis.
“Es importante que la mujer que fue madre recientemente tenga algunas cosas en cuenta. Suele recomendarse esperar varios días luego del parto para comenzar y es relevante saber si la mujer está amamantando. Lo ideal, para que la modelación del cuerpo sea rápida, es una combinación de distintos tratamientos disponibles, siempre teniendo en cuenta cada paciente en particular para trazar un plan de recuperación del contorno corporal a su medida”, sostiene la especialista.

Una de las preocupaciones de muchas mujeres embarazadas es que, debido a los cambios hormonales, suele producirse en esta etapa una mayor caída de cabello. La médica asegura que la caída de pelo se trata plenamente post parto y que pueden indicarse aminoácidos, tratamientos especiales locales en domicilio y que disponen en el instituto de mesoterapia que es posible indicar una vez finalizada la etapa de lactancia.

No puede dejar de mencionarse que, aquellas mamás que deben pasar por una cesárea también, antes o después llegan a consulta por su cicatriz. Pichel refiere: “Para la cicatriz es necesaria la consulta con un médico dermatólogo que pueda evaluar la posibilidad de tratamiento con luz pulsada intensa de ser necesario, para prevenir queloide. Se realizan tres sesiones separadas cada veinte treinta días aproximadamente.
En la etapa de lactancia no es posible realizar ningún tratamiento inyectable, pero toda la aparatología está a disposición: radiofrecuencia tripollar para flaccidez, ultracavitación para adiposidad, criolipólisis para modelación, electrodos para hipotonía muscular, presoterapia y drenaje para retención de líquidos”. 

El postparto

Como mayoritariamente, estas mujeres se enfrentan a celulitis, flaccidez y adiposidad localizada en esta etapa de la vida, es que ella sostiene que “existen diferentes técnicas que pueden estimular la microcirculación venosa, la síntesis de tejido elástico y la destrucción de tejido adiposo”.
Según la médica, idealmente, el plan incluye agentes reductores de grasa inyectables en aquellas zonas donde la mujer presenta mayor acumulación de adiposidad y pueden incluso combinarse con aparatología para obtener mejores resultados. Pero en casos en mamás que amamantan, deben evitarse tanto estos agentes inyectables como la mesoterapia.

“Otra opción para recuperar el contorno corporal después del parto es la ultracavitación. Lo que hacemos en este caso es aplicar ondas ultrasónicas de alta potencia en aquellas zonas donde se acumuló adiposidad que funcionan generando nanoburbujas -burbujas muy pequeñas- que implosionan el panículo adiposo y su contenido es luego eliminado por sistema linfático y urinario”, dice la especialista en dermatoestética.
Las aplicaciones semanales o quincenales de ultracavitación se realizan en cualquier zona de adiposidad localizada, glúteos, abdomen, pantalón de montar, brazos, rodillas. Y la médica remarca que este tratamiento sí es posible realizarlo en mamás que amamantan porque no interfiere con la lactancia. “De acuerdo a la tasa de reducción de cada paciente, se reduce un promedio de dos a tres centímetros por sesión de abdomen o piernas y un centímetro en brazos, aproximadamente”, asegura.
En todas las etapas de la vida, los tratamientos dermatoestéticos tienen una opción pero siempre es recomendable realizar la consulta con un especialista para delinear los tratamientos más adecuados en cada caso.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible