Contáctenos  


home :: Notas :: Plasma rico en plaquetas: Usos y combinaciones

Plasma rico en plaquetas: Usos y combinaciones
Buenos Aires, Jueves, 07 agosto a las 11:00:00

La pérdida de elasticidad y brillo son dos de las principales consecuencias del fotoenvejecimiento. Para recuperarlas, muchas veces el tratamiento con plasma rico en plaquetas puede resultar óptimo. Pero no es el único uso que este método innovador tiene. Cuáles son y con qué otras terapias pueden combinarse para verse mejor.



Durante estos últimos diez años, la comunidad científica ha avanzado desde lo multidisciplinario, para buscar más y más opciones que permitieran reducir la necesidad de cirugías estéticas para verse mejor. En ese camino de demorar además la aparición de signos de envejecimiento es que aparece la medicina regenerativa. Desde que en 1994, cirujanos utilizaron el plasma rico en plaquetas para la reconstrucción de una mandíbula y observaron una consolidación de los huesos más veloz, el pasma rico en plaquetas comenzó a aparecer en el mercado para distintos usos.
“Las plaquetas colaboran para evitar la pérdida sanguínea ante una lesión vascular, transportan distintas sustancias que inciden en la reparación de tejidos al generar determinadas proteínas, circulando en la sangre por entre 7 a 10 días”, comienza explicando la Dra. Andrea Pichel, especialista en dermatoestética de Halitus Dermatología y Estética, “¿qué es un plasma rico en plaquetas? Un plasma que posee más plaquetas que la sangre periférica y esto nos permite utilizarlo como tratamiento regenerativo por excelencia en dermatoestética. El tratamiento con plasma rico en plaquetas consiste en la aplicación intradérmica de factores de crecimiento contenidos en las plaquetas. Estas plaquetas se obtienen de la centrifugación de una muestra de sangre del propio paciente. Por las propiedades que mencioné, está indicado principalmente como regenerador del fotoenvejecimiento facial, para flaccidez, pérdida de calidad dérmica, celulitis y alopecia”.

Ahora bien, este método, aplicado a la dermatoestética, al liberar factores de crecimiento responsables de estimular en forma natural la producción y regeneración de colágeno, elastinas y demás componentes de la piel permitirá con el paso de los días observar cambios químicos y estructurales en la dermis que se traducen en una piel más joven, tersa y vital. “Puede ser como tratamiento preventivo y regenerador, se recomienda su utilización cuando comienzan a aparecer signos de envejecimiento cutáneo. Y, para mejores resultados incluso es posible realizar combinaciones con otros métodos como mesoterapia, luz pulsada intensa, peelings, radiofrecuencia, rellenos faciales o fillers con ácido hialurónico”, expresa Pichel.

Combinación con mesoterapia
Es posible combinar el plasma rico en plaquetas con mesoterapia. “La mesoterapia es una terapia intradérmica mediante la cual se aplican microdosis de distintos principios activos que logran el objetivo buscado. Por ejemplo, ácido hialurónico, vitamina c, elastina, para recuperar calidad dérmica y tensión facial. Si se lo combina con mesoterapia homeopática, obviamente los principios activos utilizados son homeopáticos y se mezclan en la misma jeringa con una gota de sangre diluida del paciente. Esto logra una memoria inmune y, aplicado correctamente, este principio combinado dirige una recuperación y regeneración celular más personalizada. Suelen aplicarse tres sesiones en el año alternadas con mesoterapia tradicional”, describe la Dra. Pichel.

Combinación con Luz pulsada intensa (IPL)
La luz pulsada intensa o IPL es un dispositivo que emite destellos de luz de distinta intensidad y alta potencia que, mediante calor, permite destruir determinada estructura sin dañar el resto de los componentes de la piel. Este método es principalmente utilizado para el tratamiento de rosácea, manchas, arañitas, depilación y fotoenvejecimiento. Allí es donde puede combinarse con plasma rico en plaquetas para, de esta forma, mejorar los resultados.

Combinación con rellenos faciales de ácido hialurónico
La Dra. Pichel dice: “La aplicación de rellenos faciales con ácido hialurónico se ve beneficiada si es en conjunto con el plasma rico, ya que éste estimula la producción del mismo ácido logrando que la duración de los rellenos se prolongue en el tiempo. A esta aplicación conjunta en Estados Unidos la llaman vampire lifting, por las pequeñas marcas del rostro al terminar la sesión”.

Plasma rico en plaquetas para caída del cabello
“Para el tratamiento de la alopecia tanto en hombres como mujeres se está implementando el plasma rico ya que estimula el folículo piloso logrando la reactivación del mismo, un pelo más grueso, fuerte y en crecimiento. Se aplican dos sesiones separadas en general por tres meses, alternando el tratamiento con mesoterapia capilar. La mesoterapia implica la aplicación de activos tales como biotina, pantenol y minoxidil logrando también fortalecer el pelo. Las sesiones de mesoterapia capilar como único tratamiento son en general una vez por semana al menos diez sesiones para luego pasar a mantenimiento. Cuando se aplican con plasma se realiza una sesión de mesoterapia a los 30 días del plasma y otra a los 60 días. Luego del segundo plasma se prepara un plan de mantenimiento con mesoterapia capilar”.

Plasma rico en plaquetas para el tratamiento corporal: solo y con radiofrecuencia
Para tratamiento corporal se indica para flaccidez tanto de piernas, glútea como de brazos u abdomen. Se realizan de tres a cuatro sesiones en el año. Se puede combinar con mesoterapia, radiofrecuencia y electroestimulación.
“La especialista explica que “la radiofrecuencia es una tecnología que permite, mediante la emisión de ondas, generar aumento de la temperatura de la piel provocando estímulo directo al fibroblasto. Se consigue elastina y colágeno nuevos, mejorando la flaccidez. Los esquemas de tratamiento se realizan personalizados, pero en general las sesiones son mensuales cuando se combinan con plasma” Y concluye: “Las consultas comienzan siempre con una buena historia clínica, interrogatorio, examen y antecedentes. Luego se pasa al plano estético, teniendo en cuenta siempre la duda personal, no siempre lo que el profesional quisiera tratar es lo que lleva al paciente a la consulta. Saber escuchar y dirigir al paciente a un resultado positivo es el objetivo del médico”.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible