Contáctenos  


home :: Notas :: DIABETES: una pandemia en crecimiento

DIABETES: una pandemia en crecimiento
Buenos Aires, Jueves, 19 junio a las 15:53:49

Las estadísticas mundiales y locales son alarmantes. Todo lo que debemos saber de una enfermedad que no presenta síntomas y que, en nuestro país, la mitad de los afectados desconoce padecerla. La importancia de la consulta médica, el seguimiento y los riesgos y cuidados durante el embarazo.


La diabetes es una enfermedad que afecta 189 millones de personas en el mundo y se calcula que en el 2020 habrá 324 millones de afectados, un aumento del 72%, lo que lo convierte en una pandemia. En América Latina hay 10.400.000 diabéticos y se calcula que en 2020 habrá un aumento del 88%, es decir, 20 millones de afectados. Las estadísticas Argentinas muestran que en el país hay cerca del 7% de la población con diabetes, aunque la prevalencia se eleva a un 20% en aquellas personas mayores de 60 años-sin distinción de sexo-. Es decir que, si tenemos una población de 40 millones de personas, hay 2.800.000 enfermos de los cuales el 90% padece diabetes tipo II y el otro 10% son insulinodependientes. Pero sólo el 50% de los afectados sabe que padece de diabetes y esto lo convierte en un serio problema de salud pública.
“Hay 60 formas distintas de diabetes. Más de 40% de los diabéticos muere por enfermedades cardiovasculares- accidentes cerebrovasculares e infarto de miocardio- es por ello indispensable que toda persona mayor de 40 años investigue su glucemia una vez al año, especialmente si tienen factores de riesgo”, sostiene el Dr. Jorge Alvariñas, Presidente de la Fundación Argentina de Nutrición.

Factores de riesgo:

* Obesidad
* Las etnias
* Mujeres con antecedentes de diabetes gestacional
* Mujeres con antecedentes de hijos de 4 o 5 kgs al nacer (macrosómicos)
* Personas con hipertensión arterial
* Personas con colesterol o triglicéridos elevados
* Personas con psoriasis
* Personas con glucemia dudosa (también llamada tolerancia a la glucosa alterada. Si la glucemia tiene un valor mayor a 126 es definitivamente diabetes pero si el valor está entre 100 y 126 es considerada glucemia dudosa y deben estudiarse una vez por año)

Diabetes en el embarazo (Diabetes tipo II)

“En Argentina se calcula que sobre 3000 mujeres estudiadas un 5% tiene diabetes gestacional. Sin embargo, en mujeres sin factores de riesgo el porcentaje se reduce a 1,6% y, en cambio, con factores de riesgo el número se eleva a un 6,5%. Al referirnos a factores de riesgo, mencionamos: antecedentes de diabetes gestacional- esto aumenta al 50% las posibilidades de volver a presentarla-; antecedentes de obesidad –el 10% de las mujeres obesas presenta diabetes gestacional-; antecedentes de hijos macrosómicos (alto peso)- se calcula que un 9% de las mujeres presenta diabetes gestacional-; familiares diabéticos; y la edad juega un rol importante ya que de las mujeres de más de 30 años un 7 u 8% presenta diabetes. Un punto importante es saber que los factores de riesgo son sumatorios, es decir que, a más factores, más riesgo”, explica el dr. Alvariñas, también Jefe del Servicio de Nutrición del Hospital Tornú.

En nuestro país hay entre 900.000 y 1 millón de partos anuales y, si el 5% de las mujeres presenta diabetes gestacional- sin tener en cuenta los factores de riesgo- esto daría un cálculo de 50 mil mujeres por año con diabetes gestacional y una morbimortalidad de esos niños del 10%. Ahora bien, si estas mujeres son diagnosticadas a tiempo y realizan el tratamiento adecuado, la morbimortalidad de esos niños se reduce al 1%, casi como la población general.
Según el Dr. Alvariñas, ex presidente de la Sociedad Argentina de Diabetes y Sociedad Argentina de Nutrición, “Toda mujer con factores de riesgo debe buscar el diagnóstico de diabetes gestacional durante el embarazo. Este tipo de diabetes aparece luego de la semana 20, es por eso que debe estudiarse en ese momento la glucemia en ayunas. Si este estudio da valores normales debe llevarse a cabo la prueba de tolerancia oral a la glucosa entre la semana 24 y la semana 28 y si este estudio da normal y la mujer no presenta factores de riesgo, puede descartarse la presencia de diabetes gestacional. Ahora bien, si el estudio muestra un resultado patológico o si da normal pero la mujer presenta factores de riesgo, debe repetirse entre la semana 31 y la semana 33 del embarazo. Si la mujer presenta diabetes gestacional debe recibir el tratamiento adecuado. Este tratamiento incluye un automonitoreo de los niveles de glucosa, si los valores son correctos sólo requerirá de una dieta rigurosa, si los valores están alterados deberá recurrirse a la insulina”.

Es importante destacar que el 30% de las mujeres con diabetes gestacional requiere de insulina durante la gestación. Luego, la mayor parte de estas mujeres vuelven a presentar valores normales y no padecen de diabetes, sin embargo, poseen un 40% de probabilidades de volver a desarrollarla en un nuevo embarazo.
“Además, es importante saber que el 56% desarrolla diabetes tipo II a lo 8 o 10 años. ¿La prevención? Evitar la obesidad, no abusar de azúcares e hidratos, realizar actividad física y tener en cuenta que la toma de ciertos medicamentos, como anticonceptivos orales con altas dosis de hormonas, puede hacer que la diabetes aparezca aún antes. Y en cuanto a los chicos, si la madre está controlada no tienen altas probabilidades de desarrollar diabetes, si no están controladas tienen mayor tendencia a desarrollar la enfermedad a los 15 o 20 años (15%) por lo cual debe cuidarse de que no sean obesos y que realicen actividad física. Pero sobre todo es importante saber que la diabética embarazada con correcto control metabólico tiene las mismas posibilidades de resultado de embarazo que la mujer no diabética”, expresa el especialista.

Mujeres diabéticas en la búsqueda del embarazo (Diabetes tipo I)

Las mujeres que están bajo tratamiento por diabetes y deciden buscar un embarazo deben saber que:

* Pueden tener hijos -salvo excepciones-
* Los hijos no serán diabéticos, no hay un factor hereditario en la diabetes tipo I.
* Lo primero que debe hacer es PROGRAMAR su embarazo (chequeos generales, peso, tomar ácido fólico, etc.)

“Es muy importante la programación del embarazo porque para el momento en que una mujer diabética descubre que está embarazada -cuando le faltó la menstruación- ya lleva 20 o 25 días de embarazo y en esos días ya empezó la génesis del embrión. Los valores glucémicos elevados pueden provocar malformaciones del bebé (15%). Al programar el embarazo se solicita el estudio de hemoglobina glicosinada, es el promedio de glucemia de 24 horas del día durante 2 meses. Si está controlada, la mujer puede quedar embarazada porque no implica riesgo para el bebé, de esta forma, la posibilidad de malformaciones de reduce hasta un 1% y la mortalidad fetal a alrededor de un 2%. El bebé que recibe altas dosis de azúcar desarrolla macrosomía, por esto es que estas mujeres requieren de un trabajo en equipo del diabetólogo, el obstetra y el neonatólogo”, sostiene el médico.

Controles requeridos:

* Control de la glucemia 4 veces al día
* 1er trimestre 1 vez por mes al obstetra
  1 vez por mes al diabetólogo
* A partir 2do trimestre Si la glucemia es normal los controles serán cada 15 días
¿Cuándo no es conveniente el embarazo?
“Nosotros no autorizamos el embarazo en caso de una mujer diabética, mayor de 35 años y con antecedentes de infarto de miocardio. Esto pone en riesgo la vida y si presenta un infarto de miocardio durante el embarazo la mortalidad es muy alta”, expresa el Dr. Alvariñas.
“En algunos casos no es aconsejable pero debemos respetar la decisión del paciente:
* Mujer diabética de varios años de evolución con lesiones severas en la vista que, a pesar del tratamiento, siguen siendo severas.
* Mujer diabética con alteraciones severas de riñón.
* Mujeres que padecen de hipertensión arterial difícil de controlar previo al embarazo.”
Parto y cesárea
 La presencia del neonatólogo durante el parto cesárea es indispensable porque debe intentarse que durante el trabajo de parto o cesárea los valores de glucemia sean lo más normales posibles. “En general, la paciente con diabetes gestacional puede tener un aprto natural, cuando la diabetes es pregestacional se recomienda la cesárea para evitar la hipoglucemia del bebé al nacer y minimizar así los riesgos. Normalmente se realiza la cesárea en la semana 38 del embarazo para evitar el sufrimiento fetal y se recomienda, por el hecho de ser por cesárea, no tener más de tres hijos”, concluye el médico.

 

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible