Contáctenos  


home :: Notas :: Ecografías en medicina fetal

Ecografías en medicina fetal
Buenos Aires, Jueves, 26 agosto a las 11:00:00

Cuando miramos hacia atrás podemos ver que en medicina, en todos sus campos, la ciencia ha avanzado mucho. En el caso de la medicina fetal, no hay excepción. Treinta años atrás el feto no existía en medicina y la posición fetal era determinada a partir de las llamadas maniobras de Leopold, que consistían en varias palpaciones del útero para determinar anatomía y fisiología fetales. Hoy, la medicina fetal- en permanente crecimiento- trabaja cada vez más en forma multidisciplinaria pero sobre todo tiene una nueva concepción: el feto es una persona y su paciente, sin perder de vista que éste depende de la salud de su madre. Esta rama de la medicina incluye la ecografía fetal, el screening y diagnóstico prenatal de anomalías y varias otras áreas cada vez más subespecializadas. Hoy veremos la importancia de la ecografía en la medicina fetal.



“La ecografía es una técnica diagnóstica que se basa en una imagen producida a partir de ondas sonoras que se generan al encontrar tejido. Al hablar de ecografías en medicina fetal uno se refiere fundamentalmente a detección, diagnóstico y tratamiento de patologías del bebé. Sin embargo, hoy en día, también tiene un rol relevante en la detección precoz de patologías maternofetales como preclampsia – hipertensión arterial en el embarazo asociada a altos niveles de proteína en orina- y prematurez”, expresa el Dr. Juan Pablo Comas, del Departamento de Ecografías de Halitus Instituto Médico.
La Ecografía en obstetricia:

  1. Permite observar al bebé en movimiento y obtener información detallada sobre su estructura y la cantidad de líquido amniótico.
  2. Admite realizar un minucioso seguimiento del desarrollo de la anatomía fetal y la detección temprana de eventuales alteraciones.
  3. Posibilita determinar la edad fetal y la ubicación de la placenta.
  4. Posee gran utilidad en casos de embarazos múltiples o de alto riesgo ya que brinda gran cantidad de información.

Calendario de Ecografías

SEMANA 6 A 10


*Eco transvaginal (1º Trimestre)
“Esta ecografía permite evaluar el útero en general, el endometrio, los ovarios y las primeras semanas de un embarazo. Se realiza por vía vaginal con un transductor especial de alta resolución enfundado en un preservativo. Y puede repetirse entre las semanas 20-24 porque permite evaluar el riesgo de parto pretérmino mediante la medición del cuello del utero”, dice el Dr. Comas.

SEMANA 11 A 14

*Consulta especial. TN plus. Screening de Síndrome de Down y otras alteraciones cromosómicas y malformaciones
“La translucencia nucal es el espacio negro –líquido- a la altura del cuello del feto que se visualiza por ecografía. Hallazgos en más de 100.000 embarazos han demostrado que en la mayoría de los fetos puede verse algo de líquido y, si hay más de lo normal, el riesgo para anomalías cromosómicas aumenta”, expresa el Dr. Comas. Y agrega, “Con la medición de la translucencia nucal, y combinándola con la edad materna y gestacional, se puede estimar el riesgo para cromosomopatías. Por otra parte, “Screening” significa tamizaje. Son métodos no invasivos que se realizan a la población general con el fin de seleccionar a aquellas embarazadas que tienen más posibilidades que el promedio de la población, de presentar una determinada alteración cromosómica. Según el Dr. Comas, “los estudios se basan en la detección de marcadores de riesgo. Estos marcadores consisten en alguna característica que si bien no constituye una malformación se encuentra asociada con mayor riesgo de padecer una anomalía cromosómica. Son varios los métodos de “screening” que pueden aplicarse a una población durante el primer trimestre, es decir, entre la semana 11 y 13 más 6 días del embarazo, que permiten identificar un riesgo individual de que el feto presente Síndrome de Down - entre otras cromosomopatías-, anormalidades estructurales, cardiopatías congénitas e, incluso, algunos síndromes genéticos”.

*ECO 4D (1ºTrimestre)
“Una ecografía 4D permite que pueda observarse la imagen en tres planos y en movimiento, prácticamente en tiempo real. Este tipo de ecografías tiene alta utilidad clínica y diagnóstica y varios usos, no sólo en obstetricia o en ginecología, como nos referiremos ahora, sino en otras áreas. La ecografia 3D/4D sirve para la mejor interpretación de malformaciones por parte de la paciente, y, además, tiene una parte social porque permite ver por primera vez la cara del bebé. Se utiliza fundamentalmente en obstetricia para observar el feto en movimiento, para obtener una imagen precisa y detallada de la estructura del feto. Aunque muchas veces una imagen nítida y detallada depende de la posición fetal respecto del transductor y de la cantidad de líquido amniótico presente. Durante el primer trimestre es el único momento del embarazo que permite visualizar el cuerpo entero del embrión en movimiento. En el segundo y tercer trimestre se pueden observar las diferentes partes del futuro bebé”, explica el médico de Halitus.

*Exploración Doppler de arterias uterinas
“Mediante la evaluación con Doppler de la circulación uterina -arterias uterinas-, junto con las características y antecedentes de la paciente, puede estimarse a las 12-14 semanas el riesgo de que desarrolle enfermedades del embarazo como preeclampsia grave, es decir, presión alta más alteraciones renales. Esto último también puede realizarse a las 20-24 semanas del embarazo. Además, en este último periodo de edad gestacional, mediante una ecografía transvaginal para medir la longitud cervical uterina, puede calcularse el riesgo de que la paciente tenga un parto pretérmino. Tanto la prematurez como la preeclampsia son dos patologías de alta morbimortalidad en el embarazo, y un desafío permanente para el cuales aún no tenemos una solución concreta”, sostiene el especialista.

SEMANA 14 A 18

*Eco Doppler Color Cardiaco Fetal 3D

SEMANA 20 A 24

*Ecografía morfológica de II nivel
“El “scan fetal” o ecografía morfológica de II nivel, en cambio, es un estudio dirigido, que debería realizarse a las pacientes con riesgo de presentar malformaciones congénitas o en aquellos casos en que en la ecografía de rutina se sospechó la presencia de algún problema. El scan debe ser realizado por un ecografista con experiencia y con el tiempo necesario para intentar realizar un diagnóstico preciso y poder  así asesorar junto a un equipo multidisciplinario, generalmente formado por ecografista, obstetra, neonatólogo y genetista, acerca del pronostico y mejor conducta en el control de ese embarazo en curso”, explica el médico.

*Ecografía cervical
“Como mencionamos previamente, la ecografía permite identificar un grupo de mujeres embarazadas con mayor riesgo para presentar un resultado adverso en el embarazo. La medición de la longitud cervical uterina por vía transvaginal a partir de las 18 semanas de embarazo permite estimar la probabilidad de que una paciente embarazada tenga un parto pretérmino, es decir antes de las 37 semanas de embarazo. Esto es espacialmente útil en aquellas mujeres que ya han tenido un parto pretérmino previo. La detección de un cuello uterino corto permite la implementación de un tratamiento preventivo con progesterona para disminuir el riesgo”, dice el especialista.

SEMANA 25 A 30

*Eco 4d (2º Trimestre)

SEMANA 22 A 30

*Eco obstétrica (2º Trimestre)
El Dr. Comas refiere que “La ecografía obstétrica de rutina de las 18-22 semanas, es el estudio que suele realizarse a toda mujer embarazada. Permite evaluar si el crecimiento fetal es acorde a la edad gestacional, la cantidad de líquido amniótico que rodea al bebé, la ubicación de la placenta y, principalmente, su relación con cicatrices uterinas si las hubiera y con el cuello del útero -si lo obstruye o no. Además es el momento ideal para realizar un tamizaje de malformaciones congénitas, es decir, ver como se ha formado el bebé”.

SEMANA 22 A 41

*Eco Doppler obstétrico
“El Doppler obstétrico sirve para evaluar el estado hemodinámico del feto, es decir, la salud fetal en situaciones específicas del embarazo. No es un estudio de rutina y sólo debe realizarse ante situaciones de riesgo  como hipertensión materna u otras enfermedades crónicas o feto con bajo peso estimado para la edad gestacional. Mediante el Doppler se evalúa el movimiento de la sangre a través de los vasos del feto. Ante la falta de alimento u oxígeno crónico, el feto primero suele no progresar en el peso adecuadamente y luego, como mecanismo de defensa, prioriza la llegada de sangre -y por lo tanto de oxígeno- hacia los órganos prioritarios, como el cerebro y el corazón. El Doppler nos permite detectar esta modificaciones y nos alerta sobre estado del feto, para poder así evaluar el mejor momento para su nacimiento poniendo en la balanza los riesgos de la prematurez vs el compromiso intraútero. Esta decisión también exige la participación del equipo multidisciplinario”, explica el Dr. Comas.

*Ecocardio fetal
Según el Dr. Comas, “El ecocardiograma fetal es otro estudio específico que suele realizar un cardiólogo infantil experimentado. Dentro de las malformaciones congénitas, las cardiopatías son las más frecuentes. Mujeres que tienen cardiopatía congénita o tuvieron hijos con este problema, diabéticas o con lupus, o donde en una ecografía se sospecho la presencia de alguna malformación en el corazón u en otro órgano, tienen indicación de realizarse un ecocardiograma fetal. En el mismo se evalúa en forma detallada el corazón del feto, para que, ante la presencia de una alteración estructural o funcional del mismo, el cardiólogo asesore en cuanto al mejor lugar de nacimiento para su correcto tratamiento postnatal”.

*Ecografía cervical
*Doppler de arterias uterinas

“Lo importante es saber que el seguimiento de la evolución del embarazo y la salud fetal es fundamental para un parto a término y el nacimiento de un bebé saludable”, concluye Comas.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible