Contáctenos  


home :: Notas :: El proyecto de ley nacional de fertilización asistida, estado y avances

El proyecto de ley nacional de fertilización asistida, estado y avances
Buenos Aires, Jueves, 30 junio a las 11:00:00

La infertilidad es una enfermedad, dictaminó la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, en varios países del mundo las leyes en temas de fertilización asistida se hacen esperar. En Argentina, la Provincia de Buenos Aires en un hecho histórico, dio el puntapié inicial y el 29 de diciembre del 2010 sancionó y promulgó una ley para hoy avanzar sobre los distintos puntos de su reglamentación. La Legislatura porteña recientemente, recibió un proyecto para avanzar sobre el tema. Pero desde distintas asociaciones y sociedades bregan por una ley nacional teniendo en cuenta que una de cada seis parejas en edad fértil padece de infertilidad. En diciembre de 2010  la Comisión de Salud de Diputados de la Nación envió un dictamen de las comisiones de mayoría a la Comisión de Familia pero el proyecto está aún en esa instancia. Cómo es el camino a recorrer y cuánto el camino ganado en este tema.





La fertilización in Vitro está hoy en boca de todos. Y es que la aprobación en la Provincia de Buenos Aires de una ley puso el tema en el centro de la escena y hay quienes creen que, indefectiblemente, hará presión para que surja una ley a nivel nacional. Pero desde aquel dictamen de las comisiones de mayoría a fines del año pasado, poco se ha avanzado y lentamente. Ese dictamen aún necesita ser analizado para poder pasar a legislación General y luego a Presupuesto para ser tratado en recinto de Diputados para más tarde pasar por un proceso similar en Senadores. El camino es largo pero se ha comenzado a andar.
La llave para entender la importancia de esto es que la infertilidad en una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud hace muchos años y que la Argentina ya efectúa estas prácticas de fertilización  hace mas de 20 años y no había ningún tipo de norma que las controle ni que las regule por lo que el congreso tenía una deuda muy importante desde hace mas de 20 años y por suerte ahora estamos tratando finalmente la ley”.

El Dr. Pasqualini comenta: “Por suerte pasaron 20 años porque si la ley hubiera salido en sus inicios probablemente hubiera sido más complicado. Creo que este es un mejor momento que años atrás. Por otro lado nunca hubo que arrepentirse de que no hubiera una ley, por supuesto el hecho de  que haya un marco regulatorio es más que bienvenido”.
“Coincido. Yo creo que es una deuda que debería haberse saldado hace 10 años. Pero creo que este es el momento, un poquito tarde pero oportuno”, sostiene la Dip. Silvia Majdalani.

Quiénes son y por qué les interesa el proyecto


Isabel P. Rolando “Este tema me interesa porque lo pasé y sé del camino que hay que recorrer que a veces es corto y otras es largo. En el año ’95 empezaron a escucharse los proyectos de ley. En esa época era más tabú de lo que es ahora, no se hablaba y había muchas cuestiones dogmáticas en contra de todas estas técnicas fundamentalmente por falta de información. A raíz de eso, nos juntamos varias mamás, fuimos a un programa de tv para defender nuestros derechos de no prohibirnos ya que teníamos piedras en el camino de forma natural por no poder tener un hijo; si salía una ley restrictiva iban a coartar la técnica que muy bien se hacía ene se momento también en la Argentina. Fuimos a un programa de televisión, contamos cada una nuestra historia de vida – mi hija ya había nacido-y fue tanta la gente que nos llamo a cada una de nosotras que nos asusto. Y no sólo era el tema de la ley sino también del acompañamiento. Podíamos hablar con alguien que le pasaba algo en la sala de espera. Y se nos ocurrió crear concebir hace 15 años, precisamente para eso, para estar al lado del que le pasa lo mismo, dándoles charlas e información porque creemos que es fundamental para decidir. La información, el acompañamiento y la difusión son fundamentales. En esa época no había tanta comunicación de este tema. Mucha gente quedó en el camino al no haber ley. Por eso bienvenida la ley que estamos buscando hace 15 años. Ya se considera enfermedad, hay provincias que cubren los tratamientos con algunos tratamientos, falta mucho camino pero la apertura es muy importante”.

“La verdad es que yo tuve un cáncer muy serio y estoy viva porque tenía el dinero para hacerme tratar. Entonces, empecé a pensar yo me salvé pero si no hubiera tenido el dinero tal vez no hubiera sido así. El tema de la igualdad de oportunidades es fundamental, no puede ser que la vida dependa del poder adquisitivo, y empecé a ver todos los temas en los cuales no se podía depender el poder adquisitivo. Uno de esos era éste. Empecé a estudiar todo esto...lo primero que me guió fue esto: no puede ser que para tener un hijo tengas que tener plata, podés tener una familia y te tiene que ayudar el estado, y por eso escribí esta ley. Lo primero y más importante es que la infertilidad sea reconocida como enfermedad- y todavía hay gente que no la considera una enfermedad- porque sino no tenemos la llave para entrar en el Programa Médico Obligatorio y no podés lograr la cobertura”, expresa la Dip. Majdalani.

“Hay gente que dice que no es una enfermedad, sabe que lo es, pero no le conviene aceptarlo. A ver… si el sistema reproductivo está para reproducir y no reproduce está enfermo, esto es tan obvio…Evidentemente el sistema reproductor está para reproducir no para producir la famosa menstruación todos los meses”, dice Pasqualini.

El paso a paso de una ley como esta

Majdalani explica el circuito: “Yo escribo el proyecto y lo presento en Mesa de Entradas. Mesa de Entradas define que va a ir a la Comisión de Salud, a la de Legislación General, a la de Familia y a la de Presupuesto. Este es el caso de esta ley. Bueno quién va a ser la comisión cabecera, en este caso, es Salud. Va a la Comisión de Salud donde somos miembros 31 diputados y ahí hay que empezar a discutir las diferentes posiciones. Se discute primero en asesores y luego en diputados y llegamos a un acuerdo, firmamos todos los Diputados y pasa a la siguiente comisión. La siguiente comisión puede aceptar el dictamen y firmar o puede querer modificar cosas. Lograr el dictamen de mayoría nos llevó un año y medio y algunas cosas tuvimos que ceder. En este momento salió de Salud, va a Familia y pensamos que ya va a tener dictamen y falta Legislación General y Presupuesto y recién después va al recinto y yo pretendo que antes de octubre llegue al recinto. Las Comisiones están integradas por miembros de toda la composición partidaria entonces el que está en la comisión informa al resto de los diputados de su espacio. Esto significa que cuando el proyecto llega con los dictámenes firmados todos los diputados saben cuál es la posición que van a adoptar frente a eso, es muy difícil que habiendo tenido el consenso en las comisiones en el recinto se caiga porque llega como con un acuerdo”. Y continúa: “Nosotros, mi equipo, no queríamos que saliera ambigua sino que fuera taxativa porque sino la reglamentación puede inclinarla hacia un lugar que te aleja muchísimo de lo que era la intención. Nosotros por ejemplo, lo único que dejamos abierto es el tema de la edad, nosotros decimos que la edad para la práctica debería decidirla el médico porque nosotros no somos quien para decidir que vos a los 40 no podés o que a los 25 sí. Cada caso debe ser evaluado. Eso fue lo único que dejamos abierto a criterio médico”.
“Respecto de la edad, nosotros mismos fuimos cambiando. En un momento nosotros no querías realizarlo en más de 40 o 45 y ahora el límite es 50. No se va a avanzar mucho más que eso por sentido común pero dejarlo a buen criterio del médico me parece bien” agrega Pasqualini.
“Una vez que logremos los dictámenes de las comisiones que faltan, vamos al recinto, lo votamos y es ley. Y la reglamentación de esta ley va a ser muy sencilla porque fue muy explicitado en el texto”, concluye Majdalani.

El antecedente de la ley en la Provincia de Buenos Aires

En Pcia de BS As salio una ley de obligatoriedad de cobertura de IOMA de cubrir y a aquellas parejas que no tengan ningún tipo de obra social. El paciente sin ninguna obra social accede a los 5 hospitales públicos – el de Haedo, el de San Martín, el de La Plata, el de Mar del Plata, y el de Bahía Blanca- y le hacen el diagnóstico y la derivación. Si requieren tratamiento de baja complejidad están capacitados ya que hace rato que lo estaban haciendo aunque no en forma gratuita. Y si requieren tratamientos de alta complejidad, son derivados a centros privados con los que tienen convenios hasta tanto el Estado tenga la infraestructura suficiente en esos hospitales para hacer alta complejidad. Es importante que tengan la misma calidad de atención, es importante que sean médicos especialistas que estén calibrados y hay médicos que hace 20 años trabajan en esto. Scioli firmó un decreto de obligatoriedad de que otras obras sociales y medicinas prepagas deban cubrir los tratamientos porque la ley se supone que es constitucional. Pero a mi entender, si no sale la ley a nivel nacional hay muchas sobre todo medicinas prepagas que todavía se pueden negar”.
Mientras tanto, los pasos siguen lento pero se sigue avanzando.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible