Contáctenos  


home :: Notas :: La celiaquía suele atacar en silencio

La celiaquía suele atacar en silencio
Buenos Aires, Jueves, 03 mayo a las 11:00:00

Se estima que en Argentina 1 de cada 100 habitantes puede ser celíaco. La información es indispensable para un diagnóstico temprano y una correcta selección de productos que no afecten la salud de quienes la padecen. Con motivo de celebrar el Día Internacional del Celíaco, el 5 y 6 de mayo la una exposición gratuita para difundir las últimas novedades sobre el tema.





Gluten es una proteína presente en algunos cereales con la capacidad de aglutinar las harinas para formar el producto y a la vez, funciona como levadura. Al ser ingerida por alguien que padece de condición celíaca, esta proteína produce daños en el intestino generando así una mala absorción de los nutrientes que puede llevar a una nutrición deficiente y a ocasionar otros trastornos graves.

La celiaquía es la condición caracterizada por la intolerancia permanente al gluten, conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y productos derivados de estos cuatro cereales. Es la intolerancia alimentaria de orden genético más frecuente entre los humanos. Pueden padecerla tanto niños como adultos y en la actualidad tiene mayor incidencia en mujeres que en varones. Si dentro de una familia, hay una persona celíaca, se recomienda estudiar a todo el grupo familiar dado que es una condición genética.
El gluten impide la absorción intestinal de los alimentos pero también dispara en los celíacos una reacción inmunológica contra el propio organismo que provoca anticuerpos.
La Asociación Celíaca Argentina, entidad civil sin fines de lucro, realizará el 5 y 6 de mayo-el 5 de mayo es el Día Internacional del Celíaco- la primera edición de su Expocelíaca: dos jornadas de charlas informativas, talleres y degustación de productos, orientadas a la comunidad celíaca. Se llevará a cabo en el Centro Cultural Borges con acceso gratuito.

Lo más importante es lograr que haya más gente informada para que el diagnóstico sea cada vez más precoz y así crear conciencia de la importancia de la ley celíaca para que cada vez más productos libres de gluten estén presentes tanto en supermercados como en lugares públicos y todo aquello que tienda a mejorar sustancialmente la calidad de vida de las personas que padecen de celiaquía.
Si bien inicialmente sólo se tenían en cuenta los síntomas característicos de la afección, hoy se sabe que la enfermedad puede manifestarse más allá del aparato digestivo. Los síntomas típicos son:
En niños: diarrea crónica, vómitos, distensión abdominal, falta de masa muscular, pérdida de peso, retraso de crecimiento, baja estatura, inapetencia, irritabilidad, hiperactividad, constipación, etc.
En adolescentes: dolor abdominal, falta de ánimo, rechazo a la actividad deportiva, retraso en el ciclo menstrual y, frecuentemente, baja talla, retraso puberal, estreñimiento, aftas recurrentes, cefaleas, etc.
En adultos: osteoporosis, fracturas, artritis, diarreas, desnutrición, abortos espontáneos, impotencia, infertilidad, pérdida de peso, caída del cabello, colon irritable, menopausia precoz, depresión, anemia ferropénica, etc.
Sin embargo, la enfermedad celíaca puede presentarse más frecuentemente de forma más o menos silente, es decir, sin síntomas, pero con lesión de las vellosidades intestinales, sobre todo en personas adultas. Ese desarrollo silencioso de la enfermedad puede demorar o incluso dificultad su diagnóstico.

La importancia de la alimentación

Cuando el diagnóstico está firme, lo primero que debe hacerse es evitar la presencia de gluten en la dieta, así, la consulta con el nutricionista es fundamental. Pero nunca se debe suprimir el gluten de la dieta de una persona, sin haber realizado previamente una biopsia intestinal que lo justifique. La dieta debe adaptarse a la etapa clínica en la que se encuentra el paciente, eliminando en primera instancia los cereales TACC y luego incorporar cautelosamente otros nutrientes para lograr la recuperación de la mucosa intestinal. Una vez que el paciente muestra una fuerte mejoría clínica y buena ganancia de peso, se indica una dieta adecuada en cantidad de calorías y calidad de macro y micronutrientes, según la edad, el sexo, y la actividad física del paciente, con la eliminación de las harinas de trigo, avena, cebada y centeno.
“La dieta libre de gluten es fácil de prescribir pero un poco más difícil de seguir. La Asociación Celíaca Argentina elabora anualmente una Guía de Alimentos y Medicamentos con más de 2 mil productos aptos y la actualiza cada mes. Estos productos generalmente tienen un costo elevado”, sostiene el Dr. Cueto Rúa, asesor científico de la entidad.
Deben explicarse al paciente y a su familia –porque la enfermedad celíaca tiene un fuerte componente genético- otras alternativas de alimentos que lograrán reemplazar a aquellos que provienen de dichas harinas, y mostrarles técnicas de cocción y manipulación de alimentos para evitar la contaminación cruzada entre alimentos con gluten y alimentos sin gluten.
También es indispensable que los pacientes se acerquen a las organizaciones que presentan listados de alimentos –y algunos medicamentos- realmente libres de gluten e indicarles la selección de productos que presenten la etiqueta “libre de gluten o sin TACC”.
Hace un año se logró parte de  la reglamentación de la Ley Nacional 26.588, que declara de Interés Nacional la atención médica, investigación, capacitación, diagnóstico y tratamiento de la celiaquía pero aún es necesario estimular la producción y comercialización de productos aptos en todo el país y generar un espacio de encuentro con la comunidad celíaca. “Es necesario el compromiso de la industria alimenticia, gastronómica y hotelera para elaborar y brindar en todo el país, alimentos Libres de Gluten aptos para celíacos. La ley está reglamentada pero semi aplicada. Faltan temas  muy importantes en la aplicación de la Ley y que demandan pronta resolución, a saber: Por un lado, las Obras Sociales y Prepagas están esperando que desde el Ministerio de Salud Nacional se determine cómo se implementará la cobertura de las harinas y premezclas aptas para celíacos. Por el otro, muchos pacientes denuncian que sus respectivas Obras Sociales o Prepagas no cubren la totalidad de los estudios que deben realizarse para llegar al diagnóstico concreto o los necesarios para el control de esta patología”, agrega el Dr. Cueto Rúa.
Por ello bregan quienes, como la Asociación Celíaca Argentina, se preocupan por la calidad de vida de quienes padecen de celiaquía.

Fuente: Sentirypensar.com.ar



 
Versión Imprimible  Versión Imprimible